9 de enero 2018 - 22:59

Feria frenética por ola de apelaciones de presos K

• DEFENSAS MUEVEN SUS FICHAS: CRISTINA Y TIMERMAN BUSCAN QUE CASACIÓN DECIDA DURANTE ENERO
Zannini argumentó ante Cámara Federal que cierre de la investigación por Pacto con Irán anula riesgo de quedar en libertad. Por diferencias de criterio sobre si liberar o no a Boudou, convocan a tercer juez.

Convocado. Rodolfo Pociello Argerich llegó de la Cámara del Crimen para terciar en la diferencia de criterios por la situación de Amado Boudou.
Convocado. Rodolfo Pociello Argerich llegó de la Cámara del Crimen para terciar en la diferencia de criterios por la situación de Amado Boudou.
El contraste del parate durante la feria judicial de enero lo marca la actividad de los abogados de los detenidos exfuncionarios kirchneristas, quienes -tal como anticipó Ámbito Financiero- aprovecharon el receso para disparar toda la batería de recursos a mano para intentar obtener la libertad de sus defendidos. Esta semana es clave para los planteos: Carlos Zannini, apeló ayer a la sala de feria de la Cámara Federal el rechazo inicial del juez Claudio Bonadio a liberarlo en la causa por el Memorándum de Entendimiento con Irán. Cuenta con un aliciente que alimenta sus expectativas gracias al giro que adoptó el intento que hizo su otrora archi-rival interno en el gobierno K, Amado Boudou, en el expediente por presunto enriquecimiento ilícito por el que fue detenido. La discusión acerca de si el exvicepresidente debe quedar en prisión, ser liberado u otorgarle encierro domiciliario con tobillera electrónica debió recurrir a un tercer juez para desempatar debido a la diferencia de opiniones entre Eduardo Farah y Leopoldo Bruglia, de turno durante la primera quincena. El jueves podría ser el "Día D" para Boudou, cuya salida no será automática: pesa sobre él otra prisión preventiva por el asunto menor de una sospechosa rendición de viáticos cuando era ministro de Economía.

Cristina de Kirchner y el excanciller Héctor Timerman tampoco se quedaron quietos: fueron los más rápidos en escalar a la Cámara de Casación en la búsqueda de un alivio judicial. Las chances de la jugada aumentan si se tiene en cuenta que ni Gustavo Hornos ni Mariano Borinsky, integrantes de la Sala IV del máximo tribunal penal que dejaron correr la causa melliza que instruyó Bonadio y que derivó en procesamientos y prisiones, están de turno. Solo Juan Carlos Gemignani permanece hasta mediados de mes junto a sus pares Eduardo Riggi, Carlos Mahíques y Alejandro Slokar. Primero la Cámara Federal deberá conceder los recursos y elevarlos. Luego Casación deberá considerar si están dadas las condiciones para habilitar la feria, lo que podría consumir esta semana y dejar la decisión en manos de Riggi y de Ángela Ledesma durante la última quincena del mes, con escenario incierto. Cristina tiene un pedido de desafuero en el Senado que está lejos de provocarle una amenaza concreta. Sobre Timerman pesa una prisión domiciliaria, aunque fue autorizado por el juzgado a atenderse fuera del país debido a su grave estado de salud y está ahora en los Estados Unidos. El resto de los imputados detenidos (Luis D'Elía, Fernando Esteche y Jorge Khalil) irán escalonando sus recursos esta semana. Los que están libres también, pero sin chances ya de que se traten durante el receso.

En audiencia ante Bruglia y Farah, Zannini pidió ser excarcelado. Demoró su apelación del resto del pelotón a la espera de que la Cámara borrase el delito de traición a la Patria de los cargos en su contra. Su abogado, Mariano Fragueiro Díaz, ahora argumentó que el exfuncionario no puede ya entorpecer la investigación porque Bonadio antes de fin de año la dio por cerrada y comenzó el trámite de elevación a juicio. Pese a ser una obviedad técnica que anula el criterio con el que el mismo juez ordenó las detenciones, no es garantía de éxito en Comodoro Py.

Agregó que cuenta con arraigo, no tiene otras causas pendientes y que él mismo se presentó en una comisaría en Santa Cruz antes de ser notificado de su detención. Por eso, según Fragueiro Díaz, el exfuncionario debería estar en la misma situación que otros procesados en el caso sin prisión preventiva, como su excoequiper, Oscar Parrilli, quien esquivó la prisión con el fallo de Bonadio. Para el momento de la definición, la situación de Boudou podrá ser tomada en cuenta como un indicio, pero con riesgo de mutar con el cambio de quincena y el ingreso de Martín Irurzun y Jorge Ballestero a la suplencia de verano.

Autorizado a salir del penal de Ezeiza "extraordinariamente" para presenciar el nacimiento de sus hijos mellizos por el juez Ariel Lijo, Boudou aguarda que la Cámara desempate sobre su situación. Rodolfo Pociello Argerich es el juez de la Cámara del Crimen cuyo voto será decisivo. Desde ayer se encuentra estudiando el expediente con plazo máximo para resolver antes del 15 de enero. Aún si fuera liberado en el expediente principal, Boudou debería esperar cuál es su suerte en el caso con el que Lijo redobló la apuesta y lo procesó con prisión también. Podría salir por una pero quedar preso por la otra.

La feria de la Cámara es frenética: para el viernes fijaron audiencia para tratar continuidad o no de la domiciliaria para Omar "Caballo" Suárez ante el desacuerdo del fiscal. Y ya llegaron los planteos de los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa al rechazo de su liberación por parte del juez Julián Ercolini en la causa por supuesta defraudación en Oil Combustibles. Quedarán diferidos para la segunda quincena, igual de intensa que la primera.

Dejá tu comentario