17 de septiembre 2009 - 00:00

Fiesta en mercados: otra suba en bonos

Fiesta en mercados: otra suba en bonos
La toma de ganancias de bonos se acerca y desde hoy las subas pueden ser selectivas. De todas maneras el entusiasmo por comprar títulos en pesos creció a un nivel récord. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se operaron $ 1.130 millones, el volumen más alto desde que se estatizaron las AFJP.

Las subas del lunes y martes atrajeron al público que entró a este mercado a través de los fondos de inversión de los bancos.

Ante este aluvión de demanda algunos optaron por vender, por eso las subas no fueron tan notables como el lunes y martes.

Por caso, entre los bonos posdefault, el Bogar retrocedió 0,20%. La leve toma de ganancias se debe a que este título que es el de más alta renta entre los nominados en pesos, subió 18% en dos días.

La contracara es el Boden 2014 en pesos que subió 3,30% y fue el título más destacado. El resto de los bonos posdefault en moneda local tuvo alzas de entre el 0,50% y 1,70%.

La sorpresa estuvo en el Bocan 15, el bono que se le dio a los inversores a cambio de los títulos más cortos que indexan por el CER. Este bono subió 2%. Su antecesor, el Bocan 14 avanzó 2,40% porque paga una tasa de 14,50%.

El discount en pesos, el principal bono del canje de la deuda, avanzó el 2,30% y sube el 23% en esta semana. El cupón PBI sorprendió porque con pocos negocios subió el 5%, después de sufrir repetidas caídas en las últimas ruedas.

Los bonos posdefault en dólares siguen muy firmes y son una inversión genuina. Se compran estos bonos para mantenerlos en cartera, al revés de lo que sucede con los títulos en pesos que se compran y a veces se venden antes de las 24 horas.

En estas circunstancias, el Boden 2013 que venía con fuertes alzas, subió apenas 0,20%, pero el Boden 2012 que subía con lentitud, logró avanzar el 3%. El Boden 2015, subió el 1% y su tasa de retorno está en el 15%. Hace un año cuando Hugo Chávez, el presidente de Venezuela, los compró con un retorno similar, hubo escándalo porque la Argentina pagó una tasa usurera para endeudarse. Hoy que los bonos tengan ese retorno se festeja como un signo de confianza. El riesgo país así lo indica: bajó el 2,80% a 730 puntos.

De todas maneras, pocos le prestarían hoy dinero a la Argentina aunque pague esas tasas porque sigue siendo un país de alto riesgo, de allí la gestión para volver al FMI.

Dólar, tranquilo El dólar, a todo esto, estuvo más tranquilo. Abrió a $ 3,83 y a las 11.30 se desplomó a $ 3,8250. A las 13 el Banco Central hizo una aparición furtiva y agredió los «offer» (oferta) de las pantallas y lo elevó a $ 3,83. A partir de allí, la mesa de dinero de la entidad monetaria hizo un par de apariciones más tranquilas. Se estacionó en el «bid» (compra) y lo taparon los vendedores que le ofrecieron todo lo que quería comprar. Al final del día, el Central tuvo un saldo favorable de poco más de u$s 30 millones que elevaron sus reservas a u$s 45.201 millones. La suba de u$s 75 millones se debe, además, a que subieron el oro y el euro que integran los activos de las reservas.

El dólar terminó en el Forex-MAE a $ 3,83 y en las casas de cambio se mantuvo a $ 3,85 para la venta, el mismo precio que en el mercado marginal.

El dólar «contado con liqui» (como llaman en la jerga a la operación que se triangula con bonos para evadir divisas del país) cerró a $ 3,84 en la punta ofrecida. Es tal el desinterés por sacar divisas que este dólar que siempre está 10 centavos o más por encima del mayorista, ahora está por debajo.

Dejá tu comentario