Final: el PJ podrá colgar listas en Buenos Aires

Edición Impresa

Cámara electoral autorizó adhesiones que suman votos al oficialismo.

El kirchnerismo recibió una buena noticia ayer desde la Cámara Electoral cuando fue revocado el fallo del juez de primera instancia Humberto Blanco, quien había rechazado que las agrupaciones vecinales pudieran unir sus listas para cargos municipales a las del Frente para la Victoria, en la provincia de Buenos Aires.

Una trama judicial sensible a sólo días de las elecciones primarias y que se inició por un reclamo del espacio de Francisco "Barba" Gutiérrez en el partido bonaerense de Quilmes, quien solicitaba que la agrupación de Daniel Gurzi, "Juntos por Quilmes", también cercana al kirchnerismo, no pudiera agregarse a la boleta que encabeza Martín Insaurralde.

Este planteo ante el juez Blanco puso en riesgo la situación de otras cinco colectoras promovidas por el oficialismo, táctica necesaria ante un panorama electoral que podría resultar desfavorable en territorio bonaerense.


Justamente, ayer la Cámara integrada por Santiago Corcuera, Rodolfo Munné y Alberto Dalla Via sólo impidió el enganche en el caso de Quilmes. En tanto otros distritos como Pinamar, Mar del Plata, Zárate, Coronel Rosales y Gonzales Chaves tuvieron luz verde para las agrupaciones vecinales.

Para el oficialismo no se trata de un planteo novedoso: en 2011 tuvo lugar una polémica similar ante la Justicia por la intención de Martín Sabbatella de agregar su lista del partido Nuevo Encuentro a la del kirchnerismo.

En el caso del Frente Cívico y Progresista que impulsa la fórmula Ricardo Alfonsín-Margarita Stolbizer los planteos judiciales tuvieron origen inverso: fueron los candidatos quienes se quejaron sobre las listas que se querían agregar a sus boletas. La explicación se encuentra en las rencillas típicas de ese espacio político, más aún si se considera que estas colectoras contaban con el apoyo de Leopoldo Moreau, adversario de Alfonsín en el radicalismo bonaerense.

El costo político del fallo, para este espacio, ha sido alto: 21 listas fueron dadas de baja y sólo competirán a nivel local a pesar de que varios de sus principales exponentes miden mejor que los candidatos para el Congreso. Las ciudades de La Plata y Mar del Plata son ejemplos de esa tendencia.

Otro detalle que ensombrece aún más el panorama: huérfanos de una boleta con candidatos de alta exposición, varias de estas agrupaciones vecinales son sensibles de ser cooptadas incluso por otras fuerzas políticas. Anoche las primeras migraciones partían rumbo a los espacios de Sergio Massa y Francisco de Narváez y, en menor medida, hacia Insaurralde.

Por otra parte el caso del socialismo seguirá judicializado. El llamado "Frente Progresista" de Lomas de Zamora se presentó en los tribunales para interponer un recurso de queja por el hecho de que no se le permitiera a esta fuerza (que se referencia en la figura de Hermes Binner) participar en la interna de Alfonsín y Stolbizer.

En este caso el periplo fue distinto, ya que el trámite se inició en la Justicia en lo Contencioso Administrativo de Lomas de Zamora con un recurso presentado por Cristian Alejandro Bulacio ante la jueza Gladyz Beatriz Martí. El querellante solicitaba que se inscribiera a su lista en la competencia de las primarias y alegó una presunta violación del "principio de igualdad". La causa no fue resuelta y Bulacio dobló la apuesta al recusar a la magistrada por supuesta dilación en el trámite judicial.

Si bien ayer se esperaba, por parte de la Cámara, una suerte de fallo ómnibus finalmente los tres camaristas rubricaron 18 resoluciones.

Dejá tu comentario