Argentina 2019: prevén 30,5% de inflación y -1,2% de PBI

Edición Impresa

En su informe de perspectivas, el organismo estima que el desempleo se ubicará en el 9,9%. Y la cuenta corriente tendrá un rojo equivalente a 2 puntos del crecimiento.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta que la Argentina va a tener este año una inflación del 30,5%, nivel que la ubica como la sexta economía con mayor incremento del costo de vida en el mundo. El dato figura en el Informe de Perspectiva Económica Mundial de Abril, que el organismo de crédito publicó en el marco de la Asamblea de Primavera que se lleva a cabo en Washington.

El FMI proyecta que el PBI de la Argentina caerá este año un 1,2% para recuperarse en 2020 el 2,2%. Por otro lado, estima que el saldo de la Cuenta Corriente va a tener un déficit equivalente a 2 puntos del PBI, en tanto que el desempleo se ubicará en el 9,9%.

Los países que tendrán un incremento de los precios al consumidor más alto que la Argentina en 2019 serán, obviamente, Venezuela con un extravagante 10.000.000%; Sudán, 56,2%; Zimbabue, 40,1%; Sudán del Sur, 35,9%, e Irán 31,2%.

El organismo señala que “las proyecciones de crecimiento se han revisado al alza, y se espera que los salarios nominales más altos y las expectativas de inflación crecientes generen presiones inflacionarias más persistentes en 2019”

Aún así el informe del Fondo advierte que “los riesgos a la baja para la economía siguen siendo considerables y su materialización podría llevar a un cambio en las preferencias de los inversionistas, abandonando los activos en pesos y presionando a la moneda y la cuenta de capital”.

En la introducción del trabajo, elaborado por la economista Jefe del FMI, Gita Gopinath, la Argentina aparece como uno de los factores que determinó un menor crecimiento global en 2018 junto con Turquía, que fueron afectadas por el endurecimiento de los mercados de deuda internacionales.

Se destaca que “hace un año, la actividad económica estaba acelerándose en casi todas las regiones del mundo y el crecimiento de la economía mundial estaba proyectado en 3,9% en 2018 y 2019”.

“Mucho ha cambiado desde entonces: la escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, las tensiones macroeconómicas en la Argentina y Turquía, los trastornos en la industria automotriz en Alemania, el endurecimiento de las políticas de crédito en China, y la contracción de las condiciones financieras ocurrida en paralelo a la normalización de la política monetaria de las economías avanzadas más grandes han contribuido a un significativo debilitamiento de la expansión mundial, sobre todo en el segundo semestre de 2018”, indica el reporte de perspectivas del Fondo.

Temas

Dejá tu comentario