28 de agosto 2017 - 00:00

Gobernadores PJ, y un nuevo capítulo en blindaje de fondos

Mandatarios pulen estrategia frente a la embestida de María Eugenia Vidal en la Corte para actualizar el Fondo del Conurbano.

Lupa. El viernes, los Fiscales de Estado de una veintena de provincias analizaron en Buenos Aires argumentos para defender los fondos en la Corte.
En una señal de blindaje frente a Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, los gobernadores peronistas volverán a protagonizar una cumbre en las próximas horas en Buenos Aires para profundizar el armado de la estrategia para enfrentar la demanda de la mandataria en la Corte para actualizar el Fondo del Conurbano bonaerense.

En el cónclave -anticipado por este diario el pasado jueves- reeditará su participación, en su carácter de candidato a gobernador peronista para los comicios del 8 de octubre en Corrientes, el senador nacional Carlos "Camau" Espínola. Y no se descartaba anoche la posibilidad de que sea de la partida algún mandatario de otro signo político aunque con idénticas preocupaciones.

El encuentro era diseñado ayer en el marco de un fuerte hermetismo, y en algunos distritos barajaban la posibilidad de que se concrete este miércoles.

La reunión es, en los hechos, toda una señal para Macri, tras las PASO del 13 de agosto: la de mostrar que la "liga de gobernadores" sigue con vida, pese al debilitamiento que significó el traspié electoral del peronismo en algunos distritos, como Córdoba, Entre Ríos, Tierra del Fuego y La Pampa.

Puertas adentro del PJ, en tanto, el encuentro -el segundo en poco menos de un mes, tras el del 3 de agosto en la Casa de Entre Ríos- busca disparar nuevos gestos de fortaleza frente a la discusión por la reorganización partidaria, con Cristina de Kirchner -a quien encapsulan, como un actor más, en Buenos Aires- como destinataria.

Con la mirada puesta en Vidal, los caciques provinciales advierten que la potencial decisión del máximo tribunal de extirparle el techo de $650 millones al Fondo del Conurbano bonaerense generará un brutal desfinanciamiento en el resto de los distritos, vía una merma en las remesas de coparticipación que, a valores de este año, sería de más de $50 mil millones anuales.

Por eso caminan por la senda de una doble estrategia. Por un lado, reclaman una salida política, vía un acuerdo fiscal en el Congreso que les permita, por caso, aumentar la tajada de coparticipación de lo que se recauda en Impuesto al Cheque, retenciones al agro y Fondo Vial.

Pero además avanzan en el diseño de las presentaciones que, de manera individual, deberán elevar a la Corte para defender su postura frente al reclamo bonaerense.

Las argumentaciones fueron analizadas el pasado viernes, en una cumbre de una veintena de Fiscales de Estado que se desarrolló en el CFI. "Fue unánime que ninguna provincia está dispuesta a ceder ni un centavo", aseguró el Fiscal de Estado entrerriano, Julio Rodríguez Signes, además de afirmar que "la estrategia procesal no se definió por unanimidad, porque hay provincias a las que falta que las notifiquen de la demanda".

"Quedó flotando la prórroga, o suspensión de plazos, con la idea de que se debata (una reforma tributaria) en el Congreso", dijo Rodríguez Signes, respecto de la aspiración de algunos distritos de que Vidal acepte abrir una suerte de "tregua" judicial para habilitar una discusión política. Un día antes, el escenario fue analizado -también en Buenos Aires- por cerca de una decena de ministros de Economía de distritos peronistas, que coincidieron en que ceder fondos no es una opción y advirtieron que está en riesgo el cumplimiento del pacto de Responsabilidad Fiscal que sellaron con Nación.

Dejá tu comentario