Gobierno reactiva multa a camioneros

Edición Impresa

• Es por $ 3 M por los bloqueos a YPF de junio 2012

El Gobierno le tiene preparada a Hugo Moyano una sorpresa para los próximos días, dependiendo de cómo continúe su raid de protestas y bloqueos. Desde el Ministerio de Trabajo ya está todo listo para reflotar primero y acelerar después la acusación contra el sindicato de camioneros por los bloqueos de refinerías y plantas de YPF en junio de 2012. Por estos hechos se le reclamará al sindicato el pago de 3 millones de pesos en multas varias.

Ese mes, Moyano estrenó el cetro de opositor directo del Gobierno, impidiendo el ingreso y la salida de camiones de la petrolera de varias plantas, fundamentalmente las de Dock Sud, La Plata, La Matanza, Zárate y campana, por el reclamo de un aumento salarial del 30% y el pago de una suma fija no remunerativa de entre 3.000 y 4.000 pesos por afiliado. Eran los días en que el sindicato comenzaba a negociar sus paritarias, y exigía ese aumento y esa liquidación extra en compensación por la falta de suba del mínimo no imponible de Ganancias. Como las discusiones no avanzaban, el camionero (que hasta ese momento incluso mantenía un silencio notable) decidió pasar a los hechos, bloquear las refinerías de la petrolera recientemente reestatizada y reaparecer por los medios para plantearse como un opositor neto y directo.

Presentación

De hecho presentó en vivo y en directo el bloqueo a la planta de La Matanza el miércoles 20 de junio, bendiciendo además a la figura de Daniel Scioli y condenando como enemigos declarados a Amado Boudou, Florencio Randazzo, Omar Viviani y Gabriel Mariotto. Moyano lanzaba ese día un paro nacional para el jueves 21 con movilización hacia el Congreso y alertaba con las siete plagas al Gobierno si se le impedía el acto.

Dos días antes, el lunes, el Ejecutivo había dictado la conciliación obligatoria y ya amenazaba a Moyano con sanciones a su sindicato por la falta de aceptación de la decisión firmada por el Ministerio de Trabajo de Carlos Tomada. Sin embargo, luego de la embestida moyanista durante el bloqueo a la refinería de La Matanza de YPF, aumentaron las denuncias por la violación de los artículos 149 y 149 bis del Código Penal por buscar "obtener por la fuerza una medida o concesión por parte de alguno de los poderes públicos". La presentación la elaboró la Procuración del Tesoro, que encabeza Carmen Abbona y fue avalada personalmente por Cristina de Kirchner.

El escrito pasó a formar parte de la presentación de Trabajo por la no aceptación de la conciliación obligatoria. Finalmente, Pablo Moyano, que había encabezado el bloqueo a la refinería de La Matanza, aceptó los términos presentados por Trabajo el viernes por la mañana, y las movilizaciones y trabas a la comercialización de combustibles cesaron, al punto de comenzar un desabastecimiento masivo de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Finalmente, el sindicato de camioneros firmó una semana después un acuerdo de aumento salarial del 24% sin pagos extras por Ganancias. Recién en diciembre de 2012 negoció un pago de 2.000 pesos de bonus de fin de año.

Luego del levantamiento de los bloqueos, el Gobierno optó por no acelerar la acusación, y dejar que navegara por los burocráticos laberintos oficiales y judiciales donde se resuelven las sanciones a los sindicatos. Ahora, luego de la movilización de Moyano ante el caso Maxiconsumo y ante la posibilidad de que multiplique la estrategia ante el avance de las paritarias 2013 y el acercamiento de la fecha de elecciones, el Gobierno decidió revivir la acusación, que en total, sumando multas mixtas y múltiples, llega a los 3 millones de pesos. Sería la tercera vez que durante la gestión de Cristina de Kirchner se ejecutan las sanciones dispuestas por la Ley 25.212 de representatividad sindical, donde se especifica la aplicación de multas por "infracciones muy graves" ante "la violación de las resoluciones dictadas con motivo de procedimientos de conciliación obligatoria y arbitraje en conflictos colectivos". Las dos anteriores fueron en abril de 2011 durante un conflicto con los petroleros de Santa Cruz y en noviembre del mismo año contra la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA). La multa se aplica directamente desde Trabajo, pero el sindicato tiene la posibilidad de apelar ante la Justicia, que luego será la que defina el conflicto.

Según Camioneros, la aceleración de este caso demostraría nuevamente (al igual que en el traslado de afiliados desde Comercio) una actitud dual del Gobierno hacia los Moyano durante el kirchnerismo. Fuentes del gremio recordaban cuando los camioneros bloqueaban la planta de Techint en Zárate por el conflicto por los tercerizados de la siderúrgica; y cuando avanzaron sobre las plantas de varios diarios de la Capital.

Dejá tu comentario