‘‘Hay 131 mil chicos más en las escuelas’’

Edición Impresa

Mientras prepara para su segundo mandato una serie de recortes en los subsidios para los servicios y el transporte público, el Gobierno de Cristina de Kirchner ratifica los programas sociales con la amplificación de sus implicancias positivas. En esa línea, el Ministerio de Educación presentó ayer un estudio del cual se desprende el impacto que ha tenido la Asignación Universal por Hijo (AUH) en la inserción escolar e informó que ha permitido que 131.000 chicos más comiencen o vuelvan a la escuela en 2010, de acuerdo con los registros en la matrícula de 2009.

El número fue confirmado por el titular de la cartera, Alberto Sileoni, tras la presentación de los resultados del Análisis y Evaluación de los aspectos educativos de la AUH, realizado por seis universidades nacionales convocadas por la cartera educativa (de General Sarmiento, La Plata, Misiones, Moreno, Patagonia Austral y Villa María). Aunque aclaró que no se desprende de ese informe.

«La investigación es cualitativa, y está basada en casi 1.300 entrevistas en 28 localidades del país», dijo y agregó que lo que sí destaca el estudio es que la AUH «es una medida decisiva y con gran impacto en la educación: no sólo se incorporaron al sistema escolar más chicos, sino que tuvo efectos en el aumento del presentismo escolar, en la mejora de las condiciones de vida, en el acceso a las posibilidades de recreación y en nuevos consumos culturales», señaló el ministro.

Mediante la AUH, lanzada en noviembre de 2009 y que según Sileoni «como es un derecho, no tiene vuelta atrás» y que «sólo será desmontado con el proceso virtuoso de la economía», trabajadores desempleados e informales cobran un subsidio de 270

pesos por cada hijo menor de 18 años, ba-jo la condición de que los niños vayan a

la escuela y cumplan con el calendario de vacunación.

En ese sentido, el titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), Diego Bossio, quien también participó de la presentación en el Palacio Pizzurno, en la Ciudad de Buenos Aires, apuntó que «el 93% de los 3.508.000 de chicos que reciben la AUH tiene al día sus certificados de escolaridad y realiza controles sanitarios, es decir que el derecho se está cumpliendo».

Baja

La cantidad de chicos que hoy reciben la AUH ha bajado desde su pico máximo registrado por la ANSES en 2010, cuando se llegó a los 3.700.000 beneficiarios. «Comprobamos que bajó porque ha crecido el empleo, hay más trabajadores que hoy cuentan con monotributo y que pueden acreditar ingresos formales», explicó Bossio y agregó que, de todos modos, «siguen cobrando el salario familiar».

«De los 12.333.000 de chicos que hay en la Argentina, más del 60% cuenta con cobertura de la ANSES, en concepto de AUH o de salario familiar», detalló a Ámbito Nacional. «Es decir que hoy en el país tenemos un nuevo piso de protección social, de hecho la Argentina es la nación latinoamericana que cuenta con el mayor nivel de protección social y eso es un logro que hay que preservar», consideró.

Por otra parte, Bossio remarcó la que la AUH «es para los sectores que más lo necesitan y llega a todo el país» y reveló que hoy la mayor parte «se concentra en Santiago del Estero, donde el 46% de los chicos de la provincia cuenta con este beneficio».

Dejá tu comentario