“Hay que devaluar para poder competir”

Edición Impresa

«La Argentina necesita devaluar para contrarrestar la devaluación de los demás países de la región, y de esta manera no perder el contexto favorable para hacer negocios». La afirmación es de Blanca Treviño, CEO mundial de la mexicana desarrolladora de soluciones tecnológicas Softtek. La empresaria habló con Ámbito Financiero de cómo impactará la crisis en la industria tecnológica local y de cómo evolucionará el sector en 2009. A continuación, lo más saliente de la entrevista.
Periodista: ¿Cómo impactó la crisis en la industria tecnológica?
Blanca Treviño: Hasta el momento, las proyecciones dicen que el mercado decrecerá cerca de 4% a nivel mundial. Durante los últimos cuatro meses, nuestros clientes se dedicaron a realizar ajustes y aun existe incertidumbre en sus planificaciones. Hoy la mayoría de las organizaciones está revisando sus prioridades posponiendo inversiones, y dando relevancia a iniciativas orientadas a la reducción de costos, el incremento de la eficiencia y la disminución de la exposición al riesgo. La clave del negocio estará en trabajar de cerca con nuestros clientes. En el mediano plazo, esta crisis puede traer muchas oportunidades para las empresas del sector.
P.: ¿Cuál es la situación del sector tecnológico argentino?
B.T.: Todavía no se siente en el país una desaceleración como la que viven otros mercados porque los contratos en general son a un año, y las consecuencias de la crisis financiera se empezaron a ver recién durante el último trimestre de 2008. Hasta ahora, donde más se notó el impacto fue en los precios de venta. Además, otra señal de lo que está pasando es que se achicó la diferencia entre la demanda de profesionales y la oferta del mercado: hasta hace poco, la primera era muy superior a la segunda, y ahora la diferencia se acható.
P.: En casi todas las industrias se prevén recortes de personal durante este año. ¿Qué pasará en la industria tecnológica que desde hace tiempo padece la escasez de recursos humanos calificados?
B.T.: En valores nominales no habrá salida de recursos, pero sí existirá una purificación de la plantilla. El personal caro y mal calificado se cambiará por el más accesible y mucho mejor capacitado.
P.: Muchas tecnológicas hicieron de las exportaciones la pata central de su negocio. ¿Qué pasará con el sector si se frenan las ventas en el exterior por la recesión mundial?
B.T.: La Argentina durante mucho tiempo tuvo, gracias al valor del dólar, la capacidad elegir los lugares más competitivos donde operar. Pero en los últimos seis meses nuestro país fue el que menos devaluó dentro la región y esto significa que ya perdió parte de su competitividad. 

  • Tipo de cambio

  • P.: ¿Cree que es necesario devaluar?
    B.T.: Siempre una devaluación ayuda a las exportaciones. Durante los últimos años tuvimos aumentos de costos en dólares, mayores que los de la última devaluación. La Argentina necesita devaluar para contrarrestar la devaluación de los otros países de la región, y de esta manera no perder un contexto favorable para hacer negocios. Igualmente, la competitividad no la da sólo el tipo de cambio sino un buen plan de negocios.
    P.: ¿Cuál será el modelo de negocio más conveniente para sortear el enfriamiento del consumo local?
    B.T.: Lo ideal es tener acciones contracíclicas, porque la historia demuestra que las crisis siempre llegan.
    P.: El ámbito tecnológico suele ser en su mayoría masculino. ¿Alguna vez se sintió discriminada por ser mujer?
    B.T.: No, al contrario: siempre me sentí respetada y totalmente apoyada por mis socios y clientes.

    Entrevista de Marcela Pagano

    Dejá tu comentario