14 de julio 2010 - 00:00

Histórico golpe a la mafia calabresa: más de 300 arrestos

A la derecha, apenas se deja ver el rostro de Domenico Oppedisano, que había asumido la jefatura de la ‘Ndrangheta hace un año. Arriba, dos de los supuestos mafiosos detenidos en Reggio Calabria.
A la derecha, apenas se deja ver el rostro de Domenico Oppedisano, que había asumido la jefatura de la ‘Ndrangheta hace un año. Arriba, dos de los supuestos mafiosos detenidos en Reggio Calabria.
Roma - En el mayor operativo contra la mafia «en años», unidades especiales italianas dieron en la madrugada un duro golpe a la poderosa organización calabresa Ndrangheta. Con más de 300 órdenes de detención, los policías efectuaron una operación relámpago que denominaron «il crimine» (el crimen) en Calabria y en las ricas provincias del Norte. Entre los detenidos se encuentra Domenico Oppedisano, de 80 años, «jefe de jefes» desde hace casi un año. Los investigadores consideran que Oppedisano fue nombrado jefe de la llamada Provincia, el organismo que dirige los clanes de Ndrangheta, el 19 de agosto, durante el matrimonio de Elisa Pelle con Giusppe Barbaro, hijos de capos mafiosos. Durante aquella boda, según la Policía, fueron también nombrados los números dos y tres: Antonio Latella (en prisión) y Bruno Gioffre, respectivamente.

Cada uno de esos tres capos máximos representa y controla a una de las tres circunscripciones en que la Ndrangheta tiene dividido el territorio de Calabria.

Imputaciones

Los 300 detenidos ayer en todo el país -más de 100 sólo en Reggio Calabria- están acusados de distintos delitos, como tráfico de armas, de drogas, asociación para delinquir de tipo mafioso y homicidios, entre otros crímenes.

Algunos de los arrestos más relevantes no se llevaron a cabo en Calabria (la punta de la «bota» italiana), sino en el extremo opuesto, en Lombardía, donde fueron apresados el ex director del organismo sanitario de Pavía Carlo Antonio Chiariaco, y Pino Neri, ambos considerados los líderes máximos de la Ndrangheta en la región más rica del país.

Entre ellos también se encuentran Francesco Bertucca, empresario de la construcción de la provincia de Pavía; Rocco Coluccio, biólogo y empresario de Novara; Pietro Trivi, ex miembro del Gobierno municipal de Pavía, y Antonio Oliviero, ex miembro del Gobierno de la provincia de Milán.

Oppedisano era considerado, según los investigadores, como el «punto de referencia de toda la organización», ante el cual llevar sus querellas, y un «partidario de una política pacifista» entre los clanes de la mafia calabresa.

Licitaciones

Además de «resolver las disputas» que surgían en el ámbito del crimen organizado, Oppedisano es considerado responsable de la repartición de las licitaciones públicas que la Ndrangheta quería llevar a cabo en Italia e, incluso, en el extranjero.

La Policía afirma que, a través de sus contactos en el mundo político y empresarial en Lombardía, la mafia calabresa quería penetrar en los jugosos contratos públicos para las obras asociadas con la preparación de la Expo 2015 en Milán.

A su vez, muchas de las pruebas recolectadas por los investigadores apuntan a que los responsables de la Ndrangheta estaban también promoviendo el voto a favor de un diputado del Pueblo de la Libertad (PdL, el partido del premier Silvio Berlusconi), Giancarlo Abelli, quien sin embargo es considerado ajeno a la mafia por los investigadores.

El ministro del Interior, Roberto Maroni, afirmó que «se trata en términos absolutos de la más importante operación contra la Ndrangheta de los últimos años: la organización fue golpeada duramente tanto desde el punto de vista de la organización como del patrimonio».

Constancia

«Los excelentes resultados obtenidos en estos últimos meses contra la mafia son el fruto de una obra constante y eficaz llevada a cabo gracias a la coordinación entre Policía y magistratura, empeñadas en una acción decidida contra el crimen organizado», subrayó Maroni. Voceros judiciales informaron que en las operaciones de ayer participaron más de 3.000 agentes de la Policía y carabineros (policía militarizada).

El corazón de la Ndrangheta radica en la provincia de Reggio Calabria, sin embargo sus tentáculos se extendieron por todo el mundo, incluyendo Australia y América.

Los clanes del sur italiano funcionan como «líderes de mercado» en el negocio ilegal de las drogas, sobre todo de la cocaína. Y negocian directamente con los capos colombianos. «La Ndrangheta logró transformarse en un verdadero holding del mercado de la droga gracias a su organización con ramificaciones en todas partes del mundo», explicó el fiscal antimafia de Reggio Calabria, Giuseppe Pignatone.

Agencias AFP, ANSA, DPA y Reuters

Dejá tu comentario