Implacable, Nadal dejó sin festejo a Del Potro

Edición Impresa

En una demostración heroica de sus facultades frente a un inmenso rival, Rafael Nadal se proclamó campeón en Indian Wells, primer Masters 1000 de la temporada, al superar a Juan Martín del Potro por 4-6, 6-3 y 6-4 en dos horas y 29 minutos. Es la tercera corona del mallorquín en el desierto californiano tras los títulos obtenidos en 2007 y 2009. Además, se llevó un premio de un millón de dólares y 1.000 puntos del circuito ATP, que le permiten subir hasta el cuarto lugar del ranking, desplazando a su compatriota David Ferrer al quinto puesto. Es el título número 53 para el español y su Masters número 22, cifra récord.

Fue en el primer set cuando se vio la mejor versión del tandilense. La misma que le permitió revertir el partido un día antes frente a Novak Djokovic. Tras ir abajo 0-3, el pupilo de Franco Davin reaccionó, igualó el duelo (3-3) y, pese a ceder el siguiente juego, se mostró completamente desbocado y se llevó el primer set.

Pero el juego de Nadal no permite relajarse. Tras un comienzo adverso (0-2) igualó el score (3-3), defendió su servicio y un nuevo quiebre lo colocó con 5-3. Fue el momento de inflexión del partido. La tendencia había cambiado. Rafa se mostraba mucho más suelto y sin presión. Paralelamente, el cansancio en Del Potro empezaba a hacer mella. De ahí al final el español no sólo realizó un gran trabajo con su saque -puso el 5-3 en blanco-, sino que desquició a su rival a través de una gama impensable de golpes. Con su propio saque, Nadal no perdonó y selló la victoria. "Felicitaciones Rafa a tu equipo. Merecen el fantástico regreso que estás teniendo y mereciste ganar la final y el torneo", elogió Delpo, que se mantiene en el 7° lugar del ranking.

Por el lado femenino, Maria Sharapova vapuleó a la danesa Caroline Wozniacki por 6-2 y 6-2 y se quedó con el certamen. Desde hoy, la rusa volverá a ser la N° 2 del mundo.

Dejá tu comentario