Insólito: Gobierno defiende la versión K de la Magistratura

Edición Impresa

• EN CAUSA INICIADA POR ABOGADOS CONTRA ACTUAL ESQUEMA, CAMBIEMOS AVALÓ LEY DE CRISTINA EN 2006
Aseguró que es constitucional diseño de 13 miembros. Busca conservar dominio de mayoría sin alterar integración. Servini avaló polémica fusión de listas para elección que favorece al equipo de Angelici.

El Gobierno hizo un sorpresivo giro argumentativo luego de ser "apurado" por los abogados porteños en la causa que buscaba una definición sobre la constitucionalidad de la actual conformación del Consejo de la Magistratura. En un expediente que pretendía que la Corte Suprema se expidiese (cuanto antes) sobre la validez del formato de 13 miembros, antes de las inminentes elecciones de letrados, la administración de Mauricio Macri terminó por defender el proyecto de ley que lo modificó a su formato actual, impulsado en 2006 por la entonces senadora Cristina de Kirchner. El objetivo de fondo es no alterar la hegemonía que el oficialismo logró y que aspira a mantener en el órgano de selección y remoción de jueces, pese a que el diseño que hoy tiene arrastra una sentencia de inconstitucionalidad desde 2015. Cualquier cambio obligaría a regresar a un esquema de 20 miembros, con mayor peso de magistrados y políticos de otras extracciones y con la presidencia en el titular del máximo tribunal. En el medio, la Justicia electoral validó una jugada de Daniel "Tano" Angelici para intentar alzarse con la banca por los abogados del interior, tras una unificación de listas fuera de tiempo, lo que disparó la ira del PJ que impugnará la decisión de María Servini de Cubría en plena cuenta regresiva.

El 13 de julio, Ámbito Financiero reveló que el oficialismo que conducía Jorge Rizzo en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal se había presentado ante la jueza electoral María Servini para solicitarle que se declare inconstitucional el actual formato del Consejo con el objetivo de dar certeza a sus propias elecciones internas de abogados para ese estamento. Ellos habían presentado un proyecto de ley que quedó durmiendo el sueño de los justos en el Congreso. La Corte había sacado del radar un fallo definitivo, luego de amagar con una definición cuando el procurador interino Eduardo Casal se pronunció a favor de la legalidad de los 13 miembros, a contramano de un fallo de noviembre de 2015 de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal. Esa sentencia había sido apelada por el kirchnerismo (en plena retirada) y Cambiemos jamás definió postura y estiró los tiempos al máximo.

Gente de Derecho, la agrupación que es mayoría en el CPACF, hizo la presentación para que se "despeje la incertidumbre" sobre la validez de la ley. Sin embargo, el Gobierno sorprendió con su respuesta en esa causa: "Niego todas y cada una de las afirmaciones contenidas en la demanda y señalo que la normativa cuestionada resulta legítima y respetuosa del plexo constitucional, sin perjuicio que desde el Poder Ejecutivo se impulsó un proyecto de ley que busca aumentar la representación de los sectores no políticos", fue la respuesta del Ministerio de Justicia. Agregaron que no querían volver al diseño de 20 miembros, previo a la primera reforma kirchnerista. La referencia era al proyecto de ley impulsado por la senadora Kirchner, en 2006 y multicuestionada por diluir la representación judicial por sobre la política, algo que los que la impugnaron entendían como un desequilibrio sobre el texto de la Constitución. "No resulta exacto que la Ley 26.080 haya alterado el equilibrio del artículo 1114 de la Constitución entre los diversos estamentos", defendieron, al señalar que los políticos en el Consejo son de distintas extracciones y que jamás han actuado en tándem. "La presunta unidad de acción de mayorías y minorías constituye una elaboración imaginativa, conjetural y fuera de la realidad, un perjuicio menguadamente democrático", respondió Cambiemos. Hubo incluso varias citas a "la presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales", que en 2006 y en el Senado no era otra que Cristina de Kirchner.

En ese marco, Servini revocó una decisión de la junta electoral de FACA que rechazó unificar dos listas separadas de abogados. Así dio vía libre a la fusión de listas con Carlos Matterson como nuevo suplente de una lista fusionada. Matterson es abogado personal de Angelici y también empresario ligado a los bingos.

Dejá tu comentario