Instalan carpa docente y se agrava puja por paritaria

Edición Impresa

En medio del noveno paro nacional, el Gobierno apeló la decisión de la jueza que ordenó convocar a los sindicatos para fijar un salario de referencia. El plazo otorgado por la magistrada -que también fue recusada- expira esta medianoche.

Con el noveno paro docente nacional del año como virulento telón de fondo, el Gobierno del porteño Horacio Rodríguez Larreta autorizó finalmente ayer la instalación de una "escuela itinerante" frente al Congreso nacional, aunque sólo hasta la mañana del miércoles 19 de abril.

En la noche del pasado domingo, el intento de CTERA de montar, sin el correspondiente permiso, una estructura metálica en la Plaza de los Dos Congresos derivó en incidentes con la Policía de la Ciudad, tras lo cual los cinco gremios federales de maestros dispararon la huelga de ayer.

"El Gobierno de la Ciudad acaba de entregar el permiso para instalar la carpa itinerante docente en la Plaza del Congreso, ya que los gremios presentaron toda la documentación", sostuvo ayer el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli.

Según la subsecretaria de Uso de Espacio Público, Clara Muzzio, por su parte, los sindicalistas se comprometieron a no cortar las calles mientras esté instalada la carpa docente.

"Es un triunfo de la democracia", celebró, desde CTERA, Sonia Alesso, y poco después retomaron el armado de la virtual "carpa docente", en espejo a la que hace 20 años instalaron en el lugar, en reclamo a Carlos Menem de mayor financiamiento educativo.

El intempestivo anuncio de la huelga de ayer, con pocas horas de anticipación para la organización de las familias, profundizó el malestar en la comundidad educativa por la escalada de medidas de fuerza, que ayer tuvo acatamiento dispar y reflejó la progresiva caída en los niveles de adhesión.

La estocada de los sindicatos también apuntó a exigir a Nación la convocatoria a una paritaria federal, como lo ordenó una fallo de la jueza laboral Dora Temis el pasado jueves, tras una presentación de UDA, en el que les dio un plazo de 5 días, que expira hoy a la medianoche.

En reacción a la medida judicial, ayer el Gobierno de Macri apeló la resolución y recusó a la magistrada.

Criticas

En paralelo, en la Casa Rosada hicieron fila para cuestionar la nueva huelga, y uno de los más duros fue el propio Mauricio Macri. "En lugar de dar el ejemplo violan las normas y, como reacción, hacen paro", enfatizó, en el marco de una reunión con emprendedores en el Centro Cultural Kirchner.

El Presidente además remarcó que la solución a los problemas del sector se basan en sentarse "alrededor de una mesa, los padres, los docentes, el Gobierno y estudiar de qué manera se va a mejorar".

Previamente, el jefe de Estado encabezó la segunda reunión del Consejo Argentina 2030, donde se trató la temática "Educación y Trabajo" y la importancia de sumar la formación docente al salario, junto al presentismo.

En sintonía, el ministro de Educación Esteban Bullrich sostuvo que "es un paro insólito". "Se quiso violar la ley, la Policía los detuvo y convocan a un paro; hay que cumplir la ley, eso también es educar", disparó.

La efervescencia dilató las negociaciones salariales en las provincias, y de hecho la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal no destrabó aún un nuevo llamado a los seis sindicatos docentes locales, que ayer se encolumnaron detrás del paro federal pese a la frágil tregua que le prometieron el pasado viernes a la mandataria macrista.

Dejá tu comentario