Irak amenazó a los kurdos con un bloqueo aéreo tras el referendo

Edición Impresa

El presidente del Kurdistán insistió en que la victoria del “sí” a la independencia fue aplastante. Crece también la tensión con Turquía.

Bagdad - Irak ordenó ayer a las autoridades del Kurdistán entregar el control de sus aeropuertos y pasos terrestres al Gobierno central so pena de una prohibición de vuelos, anticipando una dura respuesta luego de que la región celebrara un referendo de independencia y de que su líder proclamara la victoria del "sí".

"El Gobierno decidió prohibir los vuelos internacionales desde y hacia Kurdistán dentro de tres días si los aeropuertos y pasos no son entregados", dijo en una conferencia de prensa el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi.

Dos aeropuertos funcionan en el Kurdistán (norte), en las dos principales ciudades, Erbil y Suleimaniya. Además de la compañía nacional iraquí, varias compañías internacionales, en particular la iraní, turca, jordana y alemana mantienen enlaces con esas ciudades.

El presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, por su parte, llamó a Bagdad "a no cerrar la puerta al diálogo", asegurando a la comunidad internacional que el referendo no tuvo por objetivo "delimitar la frontera con Irak ni imponerla de facto".

Al Abadi ya había pedido el domingo a los gobiernos extranjeros de tratar solamente con su administración las transacciones petroleras, siendo el crudo la principal fuente de ingresos del Kurdistán iraquí.

Esta consulta, una decisión unilateral tomada por Barzani, se celebró el lunes no solamente en esta región autónoma del norte de Irak sino también en zonas que se disputan los kurdos y el Gobierno iraquí. Aunque los resultados aún no se conocen, los kurdos esperan un 'sí masivo, y el lunes hubo festejos, con fuegos artificiales y bailes.

Ese mismo día, el Parlamento de Bagdad votó una resolución "exigiendo al comandante en jefe del Ejército (el propio Abadi) que despliegue fuerzas en todas las zonas" en conflicto, algo que no ocurrió aún.

Además de Kirkuk, las zonas involucradas son sectores de las provincias de Nínive, Dyala y Saladino. La mayoría fueron conquistadas por los combatientes kurdos en 2014, en pleno caos reinante entonces en el país en medio de la gran ofensiva de los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

En el extranjero, el referéndo fue ampliamente criticado, especialmente por Turquía, Siria, y también Irán, tres países vecinos con importantes minorías kurdas.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan advirtió ayer contra un riesgo de "guerra étnica y confesional" si el Kurdistán iraquí lleva a cabo su proyecto de independencia. Criticó en particular la inclusión de Kirkuk, donde viven kurdos, pero también árabes y turcomanos.

Agencias AFP, DPA y EFE

Dejá tu comentario