JOSÉ TASA: ¿Minicorrida? Maxikirchnerismo

Edición Impresa

Con semejante turbulencia en los mercados locales, hablar con José Tasa se torna aún más necesario. Este experto financiero anticipa mayor tensión en la plaza cambiaria, da detalles de lo que se ofrecerá pagar a buitres y analiza la estabilidad en el cargo de una funcionaria. El bar de la planta baja del Hotel Claridge sobre la calle Tucumán es el escenario adecuado para este diálogo. Poca gente, sillones cómodos, espaciados y música de fondo. Lo importante de Tasa: el temor a que el Gobierno utilice una ley antiterrorismo que castiga a quienes generan o inducen a confusión en los precios del mercado financiero.

Periodista: ¿Y ahora? ¿Cómo sigue el mercado?

José Tasa:
Creo que los que esperan una reacción ortodoxa del Gobierno se equivocan. Mi impresión es que el canal de transmisión de los pesos en circulación es uno solo: el blue. Es como que el público que está en condiciones de ahorrar ya no destina los fondos excedentes a cambiar el auto, reformar la casa, o comprar un electrodoméstico. Se van al paralelo, dado que ven que siempre sube. Esto me hace a acordar a 2008, cuando Néstor Kirchner en una sola jornada decidió vender cerca de 500 millones de dólares de las reservas para ganarle la pulseada al mercado. No creo que ello ocurra ahora con Mercedes Marcó del Pont en el BCRA. Pero en tanto y en cuanto la sensación en el mercado sea de que el dólar siempre sube, van a estar bajo presión.

P: Hubo muchas versiones esta semana....

J.T.:
Sí. Pero no comprenden después de diez años de gestión kirchnerista, jamás el Gobierno va a entregar a un funcionario por lo que pase en el mercado financiero. Sería rendirse a ello. Me llamó la atención que operadores de diversos bancos me llamaran para consultarme sobre cambios en el equipo económico cuando, en primer lugar, el Gobierno nunca realiza cambios bajo presión. Hasta le diría más: una manera que tiene un funcionario de asegurarse su permanencia en el cargo es hacer rodar la versión a la prensa de que lo están por remover...

P: Pero las internas son feroces...

J.T.:
Las de siempre. Guillermo Moreno contra Marcó del Pont. El ministro Lorenzino, que tampoco ve con agrado lo que se hace en el BCRA, pero nada más. De nuevo, son escaramuzas, pero todos se alinean al llegar a Olivos.

P: Entonces, ¿qué pueden hacer?

J.T.:
Más de lo mismo. Con condimentos especiales. Recuerde que entre el paquete de leyes aprobadas contra el lavado de dinero y el terrorismo, hay una que castiga penalmente a los que efectúan operaciones ilegales en la plaza y a los que tienden a confundir a la población en esa materia. No sería extraño que la muestren como para generar temor en la plaza.

P: ¿Pero quiénes son los que están comprando?

J.T.:
Minoristas. Cuando sube el blue, mayormente son operaciones minoristas. Los grandes quieren las divisas puestas en el exterior y para ello recurren al blue chip o contado con liqui, que es el que se opera con bonos y acciones en dólares, y a través del cual se terminan acreditando las divisas en el exterior. Fíjese que el dólar blue estuvo subiendo, pero con caídas en paralelo del blue chip. Es una cuestión de pánico minorista más que de fuga de divisas de la Argentina. Otro dato: los papeles argentinos en el exterior como el Boden 2015 se operaron en alza. Pasó la paridad del 86 al 89 por ciento en esta minicorrida del blue. Es un tema exclusivamente cambiario.

Y rápidamente parte Tasa enfilando a Florida, calle que nuevamente se ha poblado de arbolitos que ofrecen dólares reales, es decir, al precio blue. La recomendación final de cierre: estar atentos a la gigantesca compra que hará Cristóbal López de una empresa extranjera.

@guillermolabord

Dejá tu comentario