10 de junio 2013 - 10:51

Jueza define hoy puja clave por elección de los consejeros

• Será la primera sentencia de fondo sobre la reforma.
• El próximo capítulo, en la Corte Suprema

María Servini de Cubría
María Servini de Cubría
Los abogados del Gobierno esperan para hoy la primera resolución de fondo sobre la reforma al Consejo de la Magistratura. Será un fallo de la jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría, que unificará más de 10 presentaciones efectuadas contra la reforma. El escrito ya fue confeccionado -faltan sólo sello y firma- y desde anoche circulaban todo tipo de indicios. Obvio: las notas son las mismas, pero la música depende de quien la interprete. El pasado viernes, prácticamente sobre la hora, el oficialismo defendió la nueva norma por escrito y embistió contra la legitimación del gremio de jueces para reclamar contra la reforma.

Los secretarios de Servini de Cubría leyeron todos los fallos que durante la semana defendieron y suspendieron la reforma del mecanismo de elección del Consejo. Registraron las nociones constitucionales y descartaron los textos más similares a editoriales de actualidad, como fue el caso de dos fallos provenientes de la provincia de Buenos Aires. La resolución no será una medida cautelar sino una sentencia de fondo y sólo abarcará el sistema de elección de consejeros. Un detalle que fue necesario aclarar a aquellos emisarios que imaginaban un fallo "fifty-fifty" con alguna concesión a la parte perdedora.

Los últimos pasos de la jueza envían señales sobre lo que podría resolver hoy. Cuando Ricardo Lorenzetti inauguró el año judicial, el martes 26 de febrero, la jueza estuvo entre la concurrencia y celebró la defensa que realizó el justice de los magistrados y del Poder Judicial como bastión del Estado de derecho ante la decisión de las mayoría populares. Luego, cuando la reforma se sancionó en el Congreso, mantuvo un encuentro con el titular de la Corte y se desafilió de la Asociación de Magistrados (entidad querellante contra la nueva norma) para evitar cualquier intento de recusación. Días antes Lorenzetti había apoyado, aun contra el deseo del kirchnerismo, la designación de su hijo, Juan Carlos Cubría, como secretario de la estratégica comisión de Administración y Financiera del Consejo de la Magistratura.

Respaldo que no debería menguar: cada vez son más los planteos en dicha comisión sobre cómo se gasta el presupuesto del cuerpo colegiado y ya existen presentaciones concretas sobre contrataciones de servicios y licitación de obras. A diferencia del máximo tribunal, el Consejo no está controlado por la Auditoría General de la Nación.

Conversaciones


En el ámbito de las conversaciones que transcurren en los tribunales de Comodoro Py, la jueza ya ha deslizado su malestar con la reforma, especialmente por su criterio distinto del entendimiento constitucional que dice que los representantes de los estamentos serán elegidos por sus pares (abogados, jueces y académicos).

El viernes por la mañana dos funcionarios intentaron comunicarse con Servini de Cubría. No tuvieron éxito. En las últimas tres semanas los abogados del Estado han encontrado trabas en su interlocución con los despachos más decisivos del terreno judicial. "Si no consta en el expediente, no tenemos más nada de que hablar", suele ser la respuesta, a la cual se suman otras complicaciones de índole más administrativa, las mismas que han facilitado el escenario actual: el oficialismo no apeló ni una sola de las medidas cautelares adversas.

En la respuesta de los abogados de la Procuración del Tesoro a la jueza éstos plantearon cuestionamientos a la legitimación de la Asociación de Magistrados para reclamar por la reforma.

Entienden al gremio como íntimamente vinculado con los jueces, lo cual afectaría principios de imparcialidad básicos en el momento de resolver un expediente.

Se trata de una de las principales cartas que estos letrados han identificado a lo largo de la semana: jueces que emitieron cautelares contra la reforma evitaron pronunciarse sobre la legitimación de las partes que iniciaron los reclamos.

Argumentos que la jueza ya conoce a partir de que el fiscal electoral Jorge Di Lello se abstuviera de emitir dictamen en la causa por haber sido directivo de la asociación que actualmente conduce el camarista Luis María Cabral.

En el fallo de Servini de Cubría saldrá a la luz el valor de la jugada de Cabral de elegir como abogados para litigar contra la reforma a Alberto García Lema y Enrique Paixao.

Exnegociadores del Pacto de Olivos que modificó la Constitución en 1994, sus aportes durante la Convención de la reforma tienen peso específico en el momento de la interpretación jurídica, ya que son considerados fuentes del derecho.

Si el fallo de Servini de Cubría es adverso, los letrados del Estado ya han decidido que no vale la pena apelar ante la Cámara Electoral y por eso apuestan por llevar el caso a la Corte Suprema por la vía del "per saltum".

Dejá tu comentario