Jugó más fuerte el Central: recortó la tasa 1,5% a 35,25%

Edición Impresa

El Banco Central mandó ayer una fuerte señal al mercado al decidir una nueva baja de la tasa de interés de las Lebac. Pero la de ayer fue quizá más agresiva de lo esperado, al convalidar un recorte de 150 puntos básicos a 35,25% anual para la Letra más corta, de 35 días. "El efecto monetario de la licitación fue expansivo en $ 9.833 millones, lo que se suma a una absorción de $ 13.767 millones por operaciones en el mercado secundario durante la última semana, dando como resultado un efecto contractivo total por operaciones de Lebac de $ 3.934 millones", informó el ente monetario.

Ayer el BCRA recibió propuestas por $ 75.458 millones, adjudicando $ 52.972 millones, lo que implica la renovación parcial del vencimiento, que era de $ 60.338 millones, y una baja en el stock en circulación por $ 7.366 millones. Las tasas de corte se ubicaron en 35,25%, 34%, 32,25%, 31,25%, 30%, 29,75% y 29,75% para los plazos de 34, 62, 97, 118, 146, 202 y 251 días, respectivamente.

"En la última semana se publicaron dos datos relevantes sobre la evolución de la inflación. Por un lado, el INDEC publicó el índice de precios mayoristas, que se incrementó 1,5% en abril, mostrando un ritmo de aumento marcadamente descendente desde enero. Adicionalmente, ayer se conoció la inflación de abril de San Luis, que se ubicó en 3,4%, algo por encima del nivel de marzo, pero donde 1,83% corresponde al rubro Vivienda y Servicios Básicos, en el que tuvo impacto directo la suba en las tarifas de gas. Esto confirma, tal como informamos en nuestro comunicado previo, una inflación subyacente en descenso", explicó el BCRA, que sostuvo que aunque la inflación se mantiene en niveles elevados, tanto la reducción de la inflación mayorista como un descenso en la inflación subyacente en el interior son indicadores que tuvo en cuenta para decidir reducir su tasa de política monetaria en 150 puntos al 35,25%, al tiempo que dejó inalterado su corredor de tasas de pases activos y pasivos a uno y siete días.

De todos modos el BCRA "procederá con cautela, manteniendo su sesgo contractivo, y en particular monitoreando que no se produzcan alteraciones significativas o duraderas en la tendencia descendente de la inflación subyacente o en las expectativas de inflación".

Dejá tu comentario