Juicio requiere dos tercios en Congreso

Edición Impresa

La posibilidad de que avance el juicio político que promueve Elisa Carrió, depende del apoyo que obtenga en el Congreso que impone una mayoría especial para estos trámites. La Constitución establece que Diputados "ejerce el derecho de acusar ante el Senado al presidente, vicepresidente, al jefe de Gabinete de ministros, a los ministros y a los miembros de la Corte Suprema, en las causas de responsabilidad que se intenten contra ellos, por mal desempeño o por delito en el ejercicio de sus funciones; o por crímenes comunes, después de haber conocido de ellos y declarado haber lugar a la formación de causa por la mayoría de dos terceras partes de sus miembros presentes".

Así el pedido de juicio político de Carrió contra Germán Garavano deberá ser tratado por la comisión de Juicio Político, que debe realizar un análisis previo sobre las condiciones del denunciado y de la causa para la apertura del sumario de investigación o su rechazo.

Tras reunir actuaciones sumariales -incluidos testigos-, la comisión puede citar al denunciado para que informe sobre los cargos formulados. Concretados esos pasos, la comisión intentará emitir despacho, con mayoría simple necesaria para avanzar.

Luego se necesitarán dos tercios en el recinto para completar el trámite de la "cámara acusadora".

En su artículo 59, la Constitución señala que "al Senado corresponde juzgar en juicio público a los acusados por la Cámara de Diputados, debiendo sus miembros prestar juramento para este acto" y su fallo "no tendrá más efecto que destituir al acusado, y aun declararle incapaz de ocupar ningún empleo de honor, de confianza o a sueldo en la Nación. Pero la parte condenada quedará, no obstante, sujeta a acusación, juicio y castigo conforme a las leyes ante los tribunales ordinarios".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario