Kirchner: “Es una medida no concentradora”

Edición Impresa

Corría abril de 2008. Gabriel Mariotto se acomodaba, a las apuradas, a la veloz mudanza desde la Casa Rosada hasta las oficinas del COMFER, en Suipacha al 756. Apenas llegado, un tema formal, burocracia pura, lo encontró en medio de un episodio insólito.

Al firmar su primera resolución -un asunto menor, ahora olvidado- como sucesor de Julio Bárbaro, se enteró casi de casualidad de que su secretaria privada, al tiempo que registraba y derivada la nota, les giraba una copia del texto a los abogados del Grupo Clarín.

-¿Por qué hace eso? -la interrogó, sorprendido, Mariotto a la administrativa.

-Desde que yo estoy acá siempre se hizo así -le respondió, sin culpa ni velos, la secretaria.

La anécdota la relató, el viernes pasado, Néstor Kirchner ante sus edecanes futbolísticos y la repitió, el martes, el interventor del COMFER delante de un grupo de dirigentes del PJ. «Lo cuento para que tengan una idea de cómo funcionaban los muchachos», afirmó, malicioso.

En aquellos días se puede rastrear, en medio de un ardiente conflicto con el campo, la decisión del COMFER de abortar la fusión entre CableVisión y Multicanal, medida que fue anticipada por este diario en su edición del jueves de la semana pasada.

En teoría, la Resolución 577 que denegó el ensamble de las empresas de TV por cable, que ayer a media mañana firmó Mariotto, no siguió un procedimiento que perduró los cinco años de gestión de Kirchner y los primeros cuatro meses de administración cristinista.

Debilidad

Son malas las concentraciones de empresas, tanto en medios como en otras actividades. Deben los gobiernos evitarlas a través de la aplicación de las normas vigentes. Pero se debilita el propio Gobierno cuando descubre las cuentas de esas concentraciones cuando le sirven para una pelea política.

El texto de 42 páginas de la resolución, cuya parte resolutiva se concentra en apenas cuatro artículos, es la tercera estocada K contra el holding Noble-Magnetto, tras la ruptura del contrato de la AFA con TyC por la transmisión del fútbol y el envío de la nueva Ley de Medios.

La 577, con fecha de ayer, deniega la fusión, le ordena a CableVisión que en 30 días le informe al COMFER qué licencias optará por continuar usando -es decir, qué otras va a vender- y le fija un plazo de 60 días para que presente un plan «no seguir infringiendo el régimen de multiplicidad de licencias».

Traducción: que en dos meses, la empresa proponga un esquema para desprenderse de los canales.

Extremos

La intervención del COMFER refuta lo actuado, en diciembre de 2007, por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, e incluso, aborta un decreto firmado por Kirchner antes de dejar la presidencia, que autorizaba la administración conjunta de CableVisión y Multicanal.

Esos bandeos en el modo de Kirchner marcan el pulso político. Hace poco, entre íntimos, el patagónico dijo que se arrepentía de no haber, en 2005, desatado una pulseada con Clarín y acusó a Alberto Fernández de ser quien lo convenció de no hacerlo.

Ayer, en La Plata, Kirchner se desentendió de la resolución del COMFER, dijo no conocer el texto, pero la consideró una «medida no concentradora».

Dejá tu comentario