21 de julio 2022 - 00:00

La actividad económica creció 7,4% en mayo, pero ya da señales de desgaste

Con respecto a abril, el avance fue de apenas 0,3%. Advierten que la falta de divisas para la importación de insumos y la aceleración de la inflación afectarán negativamente la dinámica de la producción en lo que resta del año.

obrero construccion_opt.jpeg

La economía registró en la primera mitad del año el impulso que quedó del crecimiento del cierre del 2021, aunque conviviendo con una situación macroeconómica y financiera en fuerte desequilibrio. Así lo demuestran los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC): la actividad creció en mayo 7,4% con respecto a igual mes del año pasado, aunque casi se mostró estancada con una pequeña mejora del 0,3% en relación a abril pasado. De esta manera, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) acumuló en los primeros cinco meses un incremento del 6,2% en la comparación con igual lapso de 2021.

Sectores

Por rubros, la principal suba se registró en Hoteles y Restaurantes, con una mejora del 44,3% interanual, una situación que se explica porque este sector fue uno de los más golpeados por la pandemia de coronavirus. En segundo lugar se ubicó “Explotación de Minas y Canteras”, con un incremento del 14,2%, seguido por la Construcción 13,8%; Comercio Mayorista y Minorista, 11,6%; Transporte y Comunicación, 11%; y la Industria Manufacturera, con una suba del 10,6%. En tanto, el rubro Pesca marcó una mejora de 9,9% interanual; la Administración Pública, defensa y seguridad, 9,6%; Impuestos netos y subsidios, 9,3%; y la Generación de Electricidad, gas y agua, 7,8%.Por debajo del promedio de 7,4% se ubicaron las Actividades inmobiliarias, con una suba del 7,3%; Enseñanza, 6,3%; Intermediación financiera, 2,8%; y Servicios Sociales y de salud, 1,3%. En mayo el único rubro que marcó un resultado negativo fue Agricultura y Ganadería, con una baja del 5,3% interanual.

Agotamiento

No obstante, analistas y entidades empresarias comenzaron a advertir que debido a los problemas que hay de acceso a divisas para la importación de insumos es altamente probable que en el segundo semestre la actividad comience a dar señales de agotamiento.El Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU) advirtió que la falta de dólares y la incertidumbre que está provocando la aceleración de la inflación puede afectar a la actividad de las fábricas. “Si bien el primer semestre del año cierra con buenos niveles de producción, el panorama para el segundo semestre muestra varios elementos de incertidumbre”, señala un reporte del CEU. Y agrega que “las tensiones macroeconómicas deterioraron las expectativas en torno a la inflación y el mercado cambiario, con crecientes dificultades para acceder a divisas para la producción”.“Esta situación encarece y limita el abastecimiento de insumos claves para la actividad industrial. En un contexto global de tensiones de las cadenas de suministros y suba de las tasas de interés, la situación del mercado de cambios presiona sobre las cadenas de pago a proveedores y deriva en una consecuente caída de órdenes de compra”, plantea la UIA.El informe de los equipos técnicos de la central indicó que “estos factores también están impactando en las exportaciones y la generación de divisas genuinas”. “Otros elementos de incertidumbre están vinculados con la situación de la demanda agregada, a partir de la aceleración de la inflación, el encarecimiento del crédito y el consecuente impacto sobre el consumo y la inversión”, dice el trabajo.Por su parte, el Centro de Estudios para la Producción (CEPXXI) del Ministerio de Desarrollo Productivo, destacó en su último reporte que en mayo, la actividad industrial creció 11,9% interanual, pero respeto de abril registró una caída de 1,1% mensual. “Para los próximos meses, se espera que la actividad continúe creciendo frente a tres años atrás aunque a ritmos más moderados”, dijo el centro de estudios en su último informe. El índice adelantado de actividad industrial elaborado por el CEP-XXI, que se elabora en base al consumo de energía de las empresas que informa CAMMESA, registró en junio un crecimiento de apenas 0,3%, lo que va marcando el enfriamiento de la economía.

Dejá tu comentario