12 de octubre 2023 - 00:00

La deuda por las importaciones ya alcanza los u$s43.000 millones

Según datos del Banco Central, aumentó u$s11.800 millones en los primeros nueve meses del año. Desafío para próxima gestión.

La deuda comercial con los proveedores extranjeros mes a mes escala como si fuera pariente de las Leliq.

La deuda comercial con los proveedores extranjeros mes a mes escala como si fuera pariente de las Leliq.

Sea quien fuere el que triunfe en las elecciones presidenciales, entre todas las herencias buenas y malas, recibirá una no menos relevante de las siempre nombradas en el debate político, y se trata de la deuda comercial con los proveedores extranjeros que, mes a mes, escala como si fuera pariente de las Leliq.

Es que según el propio Banco Central (BCRA), en su último Informe de Política Monetaria (IPOM) estimó que la deuda por importaciones de bienes habría registrado un aumento de unos 11.800 millones de dólares en los primeros 9 meses del año. De esta manera, el stock de deuda por importaciones de bienes acumulado en los últimos doce meses asciende a 43.000 millones de dólares. Esto, por ejemplo, hoy equivale a 1,7 veces el stock de reservas brutas totales del BCRA.

Con respecto a la estimación oficial, el BCRA aclara que el dato se calculó en base al stock de deuda al segundo trimestre del año que surge del Relevamiento de Activos y Pasivos Externos y la deuda de importaciones de bienes de julio, agosto y septiembre estimada a partir de la diferencia entre las importaciones y los pagos de importaciones por el mercado de cambios.

Vale señalar que la relación entre el endeudamiento externo y el nivel de las importaciones subió 13,7 puntos porcentuales hasta alcanzar casi el 52%. Se trata del nivel más alto desde fines de 2020. Un año atrás la deuda comercial con los proveedores extranjeros de bienes apenas representaba un 34% de los embarques totales.

Ya la misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI), liderada por Luis Cubeddu, había puesto el acento en este tema en el último Staff Report de la 5° y 6° revisión del acuerdo ampliado vigente (EEF) con Argentina. En dicho documento, el FMI señala que el stock de financiamiento de importaciones había alcanzado un máximo histórico de 38.000 millones de dólares, a mediados de año. “Esto representa alrededor del 60% de las importaciones totales, en comparación con un promedio histórico del 39%”, explicó el Fondo.

Cabe destacar que en la estimación del FMI hay un mix implícito de la financiación comercial normal y de las restricciones al acceso de divisas para importar, o sea, los embarques que el Gobierno dejó importar pero no dejó pagar. Es decir, que a la deuda comercial “flotante” que normalmente no se paga se le ha sumado en el último año cerca de 20.000 millones de dólares.

Esto no implica que, al otro día que se levante el cepo cambiario habrá que pagar los 43.000 millones de dólares de importaciones no pagadas, casi un súper préstamo del FMI, pero sí las autoridades del Palacio de Hacienda y del BCRA tendrán que enfrentar la presión de los importadores para que le cancelen, por lo menos, el incremento de la deuda comercial de los últimos años. De modo que para el próximo gobierno esto será otra fuente de presión sobre el mercado de cambios ya que se trata de una demanda de divisas reprimida.

También hay que decir que parte de las restricciones nacieron ante picardías de algunos importadores que sobre-facturaron o anticiparon demasiados embarques, por ejemplo. Es evidente que la situación se deterioró más aún en los últimos meses, ante la anemia de reservas netas del BCRA.

Por lo visto a comienzos de año la deuda comercial que se venía pisando, mes a mes, era de entre 700 y 1.400 millones de dólares, fijando un promedio mensual para el primer semestre de 1.100 millones de dólares que era aproximadamente un 17% de las importaciones totales. Pero ya en julio saltó a más de 2.000 millones de dólares, representando más del 30% del total importado. Un dato no menor. Esta deuda comercial corresponde solo a la importación de bienes. En el mercado estiman que la deuda comercial por importación de servicios sumaría otros 10.000 millones de dólares. Sin duda un gran desafío para las próximas autoridades.

Dejá tu comentario

Te puede interesar