La final frustrada

Edición Impresa

Ni el día laborable ni el horario, que traerá consecuencias en el ya de por sí caótico tránsito de la Ciudad podrán opacar el acontecimiento. La Selección argentina de fútbol tendrá hoy la posibilidad de medirse mano a mano, ni más ni menos, con el mejor equipo del planeta, España, certificado no sólo en la reciente Copa del Mundo de Sudáfrica, sino también en la Eurocopa de hace dos años.

El partido trasciende de lo meramente deportivo por varios ítems. Salvo Brasil (luego de los títulos del 94 y del 02), se presentará en nuestro país un campeón reinante luego de 33 años, cuando Alemania se presentó en la cancha de Boca en la previa al Mundial que se jugó en nuestro país. Tampoco es común recibir visitas de selecciones del Viejo Continente, la última había sido Lituania en junio de 1999, cuando Marcelo Bielsa era el DT. Eso es la historia, el presente dice que el mayor porcentaje de los jugadores que hoy saltarán a la cancha con la camiseta celeste y blanca fueron protagonistas del trago amargo de Sudáfrica y ya sin el paraguas protector que significaba la presencia de Diego Maradona en el banco y por último, estos noventa minutos ante España podrían llegar a definir la confirmación de Sergio Batista como dueño del buzo de entrenador hasta la Copa América del año próximo. En definitiva, un amistoso que tiene mucho en juego.

Quizás por ese objetivo, el Checho intenta tomar distancia del ciclo anterior con nombres propios, pero no tanto desde la estrategia ni desde el dibujo táctico. Zanetti por el lateral derecho, Gaby Milito será titular luego de casi tres años, Banega a un costado de Mascherano, por el otro Cuchu Cambiasso, en ellos Batista muestra sus ideas, sus gustos, sus preferencias, pero no desde la forma de distribuirlos en el campo. Salvo en la elección de Pupi (inoxidable lateral probado) por el incómodo Otamendi, es casi el mismo dibujo que Argentina presentó ante Alemania en Ciudad del Cabo en lo que fue la despedida del Mundial, donde soñábamos con jugar una final contra el rival de hoy.

Dejá tu comentario