La gran ensalada de Muntaabski en Recoleta

Edición Impresa

En el Patio del los Naranjos del Centro Cultural Recoleta y, en el marco de la Bienal Internacional de Arquitectura, se encuentra la obra de Nushi Muntaabski, su "Ensalada" de verduras. Realizada en material cerámico y a gran escala, la artista colocó una serie de vegetales dentro de un plato diseñado por el arquitecto Emilio Domínguez, zanahoria, brócoli, hinojos, champiñones y una berenjena. La ensalada posee la potencia ligada a la gran escala y la gracia indudable del tema. La obra está vinculada con "El gran brócoli" que Muntaabski mostró en el Malba en 2008, aunque ya en 2001 había presentado sus primeras -aunque todavía pequeñas- zanahorias. Desde entonces comenzó a producir obras inmensas, como las destinadas a un condominio de Miami o el gigantesco autorretrato que realizó para exhibirlo en la Colección Fortabat. A esta obra, el curador Marcelo Pacheco le dedicó un texto donde revela el imaginario de la artista que, dice: "Nushi vive ovillada viendo el brócoli gigante que se apoya en un viejo roble; displicente y lejana contemplando la caída del sol o una lámina de su amado Gustave Klimt; Nushi vive sin calma, a toda velocidad pegando venecitas sobre trofeos de cacerías imaginarias, o dejándose hundir en su cama. Pero ¿qué se sabe de Nushi? Se sabe que empezó plantando zanahorias al menos es lo más antiguo que retiene esta memoria- y que ahora teje bajo el alero de su galería frente al jardín lleno de rosales, mientras piensa en Gulliver y sus ocho metros, un Gulliver que es ella, que tiene su cuerpo, sus formas, su rostro. Nushi gigante y en rebanadas, por allá un brazo, por acá el cuello, más lejos la cabeza, del otro lado un pie junto al torso; un Gulliver mujer que se arma y se desarma, una buena definición para Nushi y sus Nushis que la persiguen o la protegen según las épocas". La obra se puede visitar hasta el 4 de octubre.

A.M.Q.

Dejá tu comentario