7 de junio 2013 - 00:00

La guerra civil en Siria llega al Golán y toca ya a las puertas de Israel

Los combates de la guerra civil siria alcanzaron ayer los territorios de los Altos del Golán, por lo que los Cascos Azules de Austria anunciaron que abandonarán la zona.
Los combates de la guerra civil siria alcanzaron ayer los territorios de los Altos del Golán, por lo que los Cascos Azules de Austria anunciaron que abandonarán la zona.
El Cairo - Los enfrentamientos entre las fuerzas del régimen sirio y la oposición llegaron ayer a los Altos del Golán, en la frontera con Israel, y motivaron la retirada de Austria de la misión de la ONU apostada en el lugar luego que dos Cascos Azules resultaran heridos.

Los combates entre las dos fracciones tuvieron el objetivo de tomar el control del paso de Quneitra. Hay informaciones contradictorias sobre qué grupo mantiene bajo su poder el único paso entre Israel y Siria, países que se encuentran en situación técnica de guerra desde que el Ejército israelí tomó la meseta en 1967.

El representante de la opositora red Sham en Quneitra, Shamel al Yulani, aseguró que los combatientes del Ejército Libre Sirio (ELS) "liberaron" el paso, pero las fuerzas que responden a Bashar al Asad lanzaron una amplia campaña militar para recuperar el sitio.

"Ninguna de las partes puede decir que controla el paso fronterizo, porque los choques continúan", subrayó el activista, que señaló que las tropas progubernamentales introdujeron tanques y armas pesadas, aunque después los retiraron.

De hecho, Israel, alarmado por las crecientes amenazas de Damasco de una guerra para recuperar el Golán, elevó una queja a la ONU sobre la presencia de tropas sirias en la zona. Las reglas fijadas en el acuerdo del alto al fuego, de 1974, imponen a Damasco tener sus propios medios y blindados fuera de la zona desmilitarizada. Una exigencia violada varias veces en el curso de la guerra civil siria.

Por su parte, la agencia de noticias oficial siria, Sana, anunció que las fuerzas de seguridad mataron ayer a varios "terroristas" que intentaron atacar y tomar el control del paso de Quneitra. Según esa fuente, ambulancias israelíes trasladaron a algunos rebeldes heridos al Golán ocupado, "lo que representa una prueba de la estrecha relación de Israel con estos grupos".

Estas operaciones llevaron a las autoridades israelíes a reforzar la seguridad en la meseta y a Austria a retirar sus Cascos Azules dentro de la Fuerza de Naciones Unidas de Observación de la Separación en el Golán (UNDOF), luego que dos soldados resultaron heridos. El Ministerio de Defensa austríaco señaló, en un comunicado, que comprobó un creciente empeoramiento de la situación en las últimas semanas. "La libertad de movimiento, de facto, ya no existe. Aumentó hasta un nivel inaceptable el riesgo incontrolado e inmediato para los soldados austríacos", indicó.

En los últimos meses, Croacia y Japón habían tomado la misma decisión. La India, que actualmente conduce el equipo, corre el riesgo de quedar como el único contribuyente, visto que el Gobierno filipino está evaluando seriamente la hipótesis de abandonar los Altos del Golán.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó el ataque que hirió a dos Cascos Azules y calificó de "esencial" su presencia en la zona, por lo que inició gestiones para reemplazar al contingente austríaco.

En tanto, el jefe de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, volvió a incitar a los combates yihadistas, que están en Siria para aportar al caos general, al unirse para derrotar el régimen de Al Asad e impedir la creación de un poder cercano a Estados Unidos e Israel.

Agencias EFE, ANSA y AFP

Dejá tu comentario