La Justicia complicó más a Peralta por no reponer procurador

Edición Impresa

Santa Cruz - El díscolo mandatario peronista Daniel Peralta recibió un nuevo revés en la Justicia, que lo deja al borde de la indagatoria a la que fue citado por no acatar un fallo de 2009 que ordenó reponer en el cargo al exprocurador de la provincia Eduardo Sosa, echado en 1995 por el por entonces gobernador santacruceño Néstor Kirchner.

En las últimas horas, la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal -integrada por Mariano Borinsky, Liliana Catucci y Eduardo Riggi- resolvió rechazar un recurso extraordinario de apelación con el cual Peralta intentaba llegar a la Corte Suprema para revertir un fallo de esa cámara que había confirmado su citación indagatoria.

Para los magistrados, según trascendió, el planteo del mandatario no se dirigió contra una sentencia definitiva o equiparable a tal.

Ahora, si bien a Peralta le queda la posibilidad de recurrir en queja ante el máximo tribunal nacional, las chances de éxito son mínimas y quedó muy cerca de la indagatoria, en medio del duro enfrentamiento que mantiene con la Casa Rosada.

La otra vía judicial que había intentado era que se decretara la prescripción de la causa, pero la aspiración chocó contra el freno impuesto por la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia.

Sosa fue expulsado de su cargo de procurador en 1995 -en momentos en que se había vuelto una pieza incómoda para el oficialismo local-, mientras que en paralelo fue plasmada una reforma legislativa que eliminó el cargo que detentaba y lo desdobló en dos nuevos puestos.

A partir de allí -y con rechazos de ofrecimientos de indemnización mediante- Sosa recurrió a la Justicia y obtuvo varios pronunciamientos a favor. El más importante fue el de la Corte Suprema de Justicia, que ordenó a Peralta reponerlo en su cargo. Pero el fallo nunca fue cumplido por el gobernador, lo que le valió una denuncia penal.

Tras ello, la jueza federal subrogante Ana Cecilia Álvarez -recientemente reemplazada por Andrea Askenazi Vera- citó a indagatoria a Peralta por no acatar la sentencia.

Pero el mandatario optó por pedir la nulidad de esa citación. Sin embargo, nunca tuvo respaldo y, semanas atrás, la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó el planteo, lo mismo que otro paralelo que desplegó para solicitar su sobreseimiento.

Dejá tu comentario