La Legión empieza su travesía

Edición Impresa

 Que el «pasto es para las vacas» es una frase que no sólo Guillermo Vilas dijo alguna vez, sino varios otros tenistas.

Pero a pocas potencias del tenis les cabe tanto como a la Argentina, que sigue teniendo una deuda con Wimbledon, el más prestigioso y difícil de los cuatro Grand Slam.

Sólo en el All England no hay campeones criollos en singles. Por eso, David Nalbandian y Juan Martín del Potro son, en principio, los únicos en condiciones de cumplir una buena actuación. Entre las mujeres, por primera vez en años, no hay ninguna jugadora del país.

La Torre de Tandil comenzará el camino hoy, en el tercer turno de la cancha 18 (cerca de las 13, hora argentina) ante el italiano Flavio Cipolla. Al ex N° 4 del mundo se le perfilan el estadounidense Mardy Fish en tercera ronda y el español Rafael Nadal en octavos de final. Peor es lo de Nalbandian, que si gana dos partidos tendrá muy probablemente enfrente al suizo Roger Federer, el hombre que ganó ya seis veces Wimbledon. El primer escollo será mañana el alemán Julian Reister, proveniente de la qualy.

El otro argentino que se presentará hoy es Juan Ignacio Chela, en el segundo turno de la cancha 16 (cerca de las 11), con el australiano Marinko Matosevic, surgido de la clasificación.

Los otros legionarios que serán parte del tercer Major del año serán Juan Mónaco (debutará ante el ruso Mikhail Youzhny), de Máximo González (frente al serbio Viktor Troicki) y de Carlos Berlocq (con el eslovaco Karlo Beck), quienes intentarán demostrarse a sí mismos que el pasto también es para argentinos.

Dejá tu comentario