La “liberación” de Marina Picasso

Edición Impresa

  Nueva York - La nieta de Pablo Picasso, Marina Picasso, está vendiendo algunos de los trabajos del artista pertenecientes a su colección privada por más de 290 millones de dólares, según informó ayer "The New York Post". Además, Marina ha puesto a la venta la villa que Picasso tenía en Cannes, llamada "La Californie", según la información, que el medio estadounidense señala que es una exclusiva.

Marina -hija de Paulo Picasso- está vendiendo al menos siete de sus obras, entre ellas "Portrait de femme (Olga)" (1923), un retrato de la primera mujer el artista, por unos 60 millones de dólares. Además de "Maternité (1921) por 54 millones de dólares y "Femme a la Mandoline (Mademoiselle Leonie assie)" de 1911, por unos 60 millones de dólares, según las fuentes de la publicación. Las obras, fechadas entre 1905 y 1965, están siendo vendidas directamente por Marina Picasso, quien se reúne personalmente con los compradores en Ginebra. La decisión de Marina Picasso de vender las obras de arte es, según una amiga suya citada por el diario, "una forma de dejar atrás el pasado".

Dejá tu comentario