La noticia más esperada

Edición Impresa

Sí, el Seis Naciones es el más tradicional, pero si se mira a los participantes del torneo que no pudo llamarse Cuatro Naciones por tener ese nombre registrado otros deportes, participarán los All Blacks (campeones del mundo y primeros del ranking), Australia (segundo del ranking), Sudáfrica (cuartos) y Los Pumas (séptimos).

Serán seis partidos del más alto nivel a lo largo de una ventana de ocho semanas entre el 18 de agosto y el 6 de octubre de 2012. Los Pumas debutarán en Ciudad del Cabo -la novedad sería que se usaría el estadio de fútbol y no el tradicional Newlands- y cerrarán su participación de local contra Australia.

Para su primer torneo, se podría decir que el fixture fue favorable al seleccionado que deberá renovar o confirmar entrenador en los próximos días. Santiago Phelan, después de llevar a su equipo a los cuartos de final del Mundial, manifestó estar abierto al diálogo y ver qué le ofrece la UAR. Su interés por seguir está y el presidente de la UAR, Luis Castillo, manifestó que le gustaría que Tati siga.

El viaje a Sudáfrica es relativamente corto (8 horas) y el cambio de horario no muy complicado. Luego se viajará a Wellington y a la Gold Coast con suficiente tiempo para la aclimatación. El regreso tendrá el segundo de dos fines de semanas libres, y después dos partidos de locales contra Nueva Zelanda y Australia en fines de semana consecutivos.

No se sabe aún las sedes de dónde se jugará en el país. La decisión surgirá de dos variables: la aprobación de SANZAR de la sede en función a sus requerimientos y estándares y luego el éxito en un proceso de licitación de las sedes.

Aquí, el ingreso a la licitación de los gobiernos provinciales será fundamental. En Rosario sostienen que uno de los partidos será en esa ciudad; la Secretaría de Deportes de la Provincia de Buenos Aires dijo recientemente que dos de los partidos serían en su región. La reciente Copa América de fútbol mejoró muchos de los principales estadios argentinos.

El nombre The Rugby Championship -seguramente no se traduzca ya que El Campeonato de Rugby no tiene mucha onda- podrá incluir un auspiciante en su título. Investec en Nueva Zelanda, Castrol en Australia y Castle en Sudáfrica ya son parte del torneo. La Unión Argentina de Rugby está en el proceso de renovación de las marcas que la acompañan - cambiarán de banco y de ropa deportiva según se escuchó- y se espera puedan vender el torneo.

El ingreso al torneo, una vieja deuda del rugby mundial con el rugby argentino, tuvo a un gran gladiador: Agustín Pichot. El ex capitán de Los Pumas se puso al hombro el trabajo de conseguir este ingreso.

Estuve tan involucrado en el proceso que ahora que salió uno no toma dimensión, dijo la ma-ñana del anuncio en su programa de radio. Fue un desgaste muy grande.

Terminé de jugar en el 2007 y enseguida estuvo la reunión de Woking (NdR: todas las principales uniones del mundo reunidas en Inglaterra para analizar el futuro) donde las Home Unions (británicas) nos dijeron que no podíamos entrar a su torneo.

Eso generó un cambio de enfoque y se apuntó al Hemisferio Sur. Empezó la tarea de convencer al Hemisferio Sur. La tarea más difícil era transformar al rugby argentino; pasar de una unión con pocos empleados a una de casi 90.

Hubo que establecer estructuras nuevas; crecer. Fueron cuatro años muy interesantes, agregó.

El corolario fue el ingreso a este torneo por una extensión mínima de cuatro temporadas: 24 test matches contra los mejores del mundo. El apoyo del International Rugby Board fue grande y fundamental. Por un lado aportará 10 millones de dólares para distribuir en SANZAR por lo que suponen será pérdida de ingresos y el establecimiento de la Regla 9 que exigirá la liberación de los jugadores de parte de sus clubes europeos.

Argentina está sentada en la mesa grande. Todavía no tiene el espacio que seguramente le darán si su equipo cumple en el campo de juego y si la UAR demuestra estar a la altura de las circunstancias. Como explicó Pichot, la mayoría de las negociaciones fueron así: parece que te escuchan, que te consideran, pero a la hora de votar siempre perdíamos 3 a 1.

Sacando partidos mundialistas, Los Pumas no juegan contra Australia desde 2002, contra los All Blacks desde 2008 y Sudáfrica desde 2008. Esto ahora cambiará y se podrá disfrutar de estos tres equipos en el país. Y de ver a Los Pumas jugando el mejor rugby del mundo en forma regular. Queda un proceso de transición, de aprendizaje, sentenció Pichot.

Para otro análisis quedará si el nivel actual del seleccionado argentino permite soñar con Los Pumas competitivos o simple-mente participantes.

Hoy es el momento de celebrar el ingreso a The Rugby Championship. Y felicitar a Agustín Pichot y a la Unión Argentina de Rugby por esto.

Dejá tu comentario