La peor de la era Macri

Edición Impresa

Guste o no, el dato sobre la inflación minorista de septiembre, 6,5%, fue el peor de la era Macri. No porque sea el más elevado desde el 6,7% de abril de 2016 -medición del Congreso-; si bien el INDEC ya no está cuestionado como lo fue en la intervención K, está muy lejos del prestigio que supo tener en el pasado, por lo que esas dos décimas mhhh...), ni el tercero mayor desde marzo de 1991(en abril de 2002 fue 10,39%), sino porque no debía de haberse producido (nueve meses atrás la promesa del Gobierno era, para esta altura del año, una inflación apenas mayor al 1%). Esto disparó al aparato protector del Gobierno a tratar de minimizar los efectos negativos del anuncio. Entre los argumentos pretendiendo mostrar "el vaso medio lleno" escuchamos a uno de los portavoces del mercado afirmar que "la reducción de la inflación es un proceso que lleva años". Desde ya que puede llevar años e incluso puede no darse, pero ¿qué nos dice la experiencia argentina? Desde que el Indec estima la inflación, el 24,5% de los períodos de doce meses muestran una caída mayor a 10 puntos porcentuales, el 19,5% una caída mayor al 20% y el 16,3% una caída mayor al 30%. Es decir que durante los últimos 51 años en casi 1 de cada 6 períodos cualesquiera de doce meses la inflación se redujo en 30 puntos o más. Más allá de los problemas de la actual administración y/o la ineptitud la dificultad no ha sido nunca bajar la inflación, sino mantenerla a posteriori dentro de límites "razonables". Si el Gobierno no la bajó, es simplemente porque no quiso -no quiso pagar los costos políticos- o ignoró cómo -apañando incompetentes con el "mejor equipo en 50 años-. Que nuestro amigo y otros, intenten venderle la idea a la gente que la eliminación de la inflación llevará años es sólo una excusa para proteger lo peor del "statu quo". Pasando a la rueda, lo más destacado pasó por el volumen operado, o mejor dicho, su ausencia, los $392 millones fueron en moneda dura el más bajo desde el 26/12/16 y 25° menor de la era Macri. Frente a esto, el 2,41% que perdió el Merval es incidental. Ejes de la rueda, el G. Galicia (-4,72%) con $115 millones, Petrobras Brasil (0,73%) con $68 millones e YPF (-0,01%) con $26 millones. En el podio líder sólo la brasileña (en total tuvimos 17 alzas, 5 papeles sin cambio y 63 mermas), en el antipodio Transener (-5,46%), el G. Supervielle (-4,73%) y el Galicia. En un año, con una inflación que ya supera el 35% el Merval pierde 4,2% en pesos (y 50% en u$s).

Dejá tu comentario