9 de marzo 2011 - 00:00

La Rosa: camino a la gloria

Vuelo al ingoal. Ashton ensaya una pirueta y se apresta a apoyar. La Rosa ganó con autoridad todos los partidos y está a un paso.
Vuelo al ingoal. Ashton ensaya una pirueta y se apresta a apoyar. La Rosa ganó con autoridad todos los partidos y está a un paso.
El último antecedente entre ambos fue la igualdad en 15 de la temporada pasada.

Uno de los tres escoltas del seleccionado inglés es Francia, que llega a la cuarta fecha algo diezmado y tras una dura derrota la jornada pasada. Sin embargo, ante Italia renovó las ilusiones y trabajó arduamente para aceitar el funcionamiento del equipo de cara a su viaje a Roma. Marc Lievre-mont depositó la confianza en sus dirigidos y no presentará cambios en el plantel. En tanto que los azzurros siguen sin levantar cabeza, van últimos en la tabla y todavía no pudieron ganar. Nick Mallet ha cambiado las piezas en reiteradas ocasiones pero los resultados no aparecen. Es por eso que ante los galos buscarán revancha y poder celebrar por primera vez. Les Bleus ganó los 11 partidos que jugó ante la Azzurra en el 6N.

Gales había comenzado mal el torneo pero con un par de triunfos fue ganando en confianza y revirtiendo su imagen hasta llegar a los puestos de vanguardia. Diferente a Irlanda, que pasó por varios altibajos. Ambos cerrarán la fecha el domingo en un partido que tendrá un papel preponderante porque enfrentará a rivales directos. La última visita del Trébol al Millennium fue auspiciosa: triunfo 17-15. De lo que pase aquí dependerá la suerte de Inglaterra, que también va por el Grand Slam. Si bien La Rosa lidera el 6N, sólo dos puntos los separa de sus perseguidores. Entonces, para dar la vuelta estará atento a lo que suceda en los otros partidos.



¿Qué debería pasar para que levanten la copa? Primero doblegar al Cardo. Luego, Francia no tendría que ganar y Gales e Irlanda empatar. Sólo esa combinación lo beneficiaría. Difícil, pero no imposible.

De esta manera volverá la actividad en el Seis Naciones. Un seleccionado se encamina a la gloria, aunque tres pueden evitar su consagración.

Dejá tu comentario