La Unasur dejó en la ONU reclamo argentino

Edición Impresa

La Unasur llevó a la ONU el reclamo de la Argentina por las Malvinas, en una declaración que fue entregada en Nueva York y que sostienen los doce países de la región.

El reclamo de la Argentina sobre las islas Malvinas fue llevado por las autoridades de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) al secretario de la ONU, Ban Ki-moon. La declaración en apoyo por parte los 12 países de la región se entregó en Nueva York en coincidencia con el 30 aniversario de la guerra contra Gran Bretaña.

El embajador de Paraguay ante la ONU, Antonio Dos Santos -cuyo país ejerce la presidencia pro témpore de Unasur-, fue el encargado de hacer la presentación durante una visita de la secretaria general de la organización, María Emma Mejía.

«El embajador Dos Santos entregó formalmente la comunicación de los cancilleres de Unasur emitida en Asunción, Paraguay, el pasado 17 de marzo en la cual reiteran al secretario general su solicitud de buenos oficios en el caso de las Malvinas», explicó Mejía tras el encuentro.

La Unasur, en la nota de apoyo, exhorta al Reino Unido a discutir con la Argentina «con el objeto de poner fin, a la mayor brevedad posible, a la disputa por soberanía» y a lo que califica de «anacrónica situación colonial en suelo americano».

Por otra parte, también la carta en nombre de los doce países de la región recuerda las resoluciones de Naciones Unidas sobre la cuestión y el «amplio respaldo internacional a una negociación».

Dos Santos explicó que Ban Ki-moon «reiteró su disposición a mediar para que las partes se sienten a negociar, pero obviamente está claro que es necesario que ambas partes decidan sentarse a negociar».

Durante la reunión, sin embargo, «no se trataron en detalle los temas militares» referentes a Malvinas, así como tampoco las medidas tomadas recientemente por países de la región en apoyo de la Argentina, aseguró Mejía.

Los países del Mercosur y asociados se comprometieron en diciembre pasado a prohibir el ingreso a sus puertos de barcos con bandera de las Malvinas. Perú, por ejemplo, acaba de dejar sin efecto la visita de una fragata británica, y el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, llegó a proponer la adopción de sanciones contra el Reino Unido.

La visita de Mejía fue la primera de una autoridad de la Unasur desde que ésta fuera reconocida como observador permanente en la Organización de las Naciones Unidas, el pasado 9 de diciembre.

Dejá tu comentario