Larreta calcula en $6.000 M subsidios transferidos

Edición Impresa

A fin de mes, a Horacio Rodríguez Larreta le vence el plazo para girar a la Legislatura porteña el proyecto de Presupuesto 2019 al que su ministro de Hacienda, Martín Mura comenzará a dar retoques antes la decisión del Gobierno nacional de derivarle a los distritos algunos rubros.

En principio la Ciudad de Buenos Aires que recibe una cifra magra de coparticipación del 5,7%, descontará de las cuentas el monto del "Fondo sojero" que quedó eliminado por decreto, el mes pasado y que representa $650 millones menos a la Ciudad.

Luego, la puntada más gruesa estará en cómo se resuelve el subsidio al transporte, es decir, a las líneas de colectivos que ayer se anunció que quedará a cargo del distrito.

La discusión no es nueva en ese sentido. En 2012, era kirchnerista y Mauricio Macri jefe porteño, la Nación intentó el pase del servicio pero sin fondos, la Ciudad solo tomó los subtes.

Hace más de un mes que se discute el traspaso del control de las empresas de luz e inclusive de Aysa, algo más complejo.

Por eso, el Gobierno porteño ya hizo esa cuenta que verá cómo la traslada al Presupuesto 2019 y si seguirá subsidiando a los colectivos, con el ingrediente que, hay líneas que tienen cabeceras en la Ciudad pero transportan pasajeros hasta la provincia de Buenos Aires.

Hasta el momento se tratará de las líneas que recorren el distrito porteño, una treintena.

El Gobierno de la Ciudad calcula que le saldría unos $4200 millones extra mantener el subsidio a los colectivos.

A eso debe agregarle que la Ciudad tendrá también que hacerse cargo de la tarifa social de las compañías eléctricas, que le respresentarán, en principio, otros $800 millones.

De esa manera, alrededor de $6000 millones, sumaría el Gobierno porteño en gastos para el año próximo si es que decide asumir totalmente el costo de los subsidios que le transferirá la Nación. Las cuentas se vienen debatiendo en Cambiemos y los gobernadores oficialistas -Gerardo Morales, Gustavo Valdés, Alfredo Cornejo, María Eugenia Vidal y Larreta- habrían ya coincidido en que cada uno aporte al paquete de $100 mil millones que Macri planteó de reducción a las provincias, en julio pasado, en proporción al índice de coparticipación.

En ese sentido, le cerraría el cálculo a Larreta, asumiendo solamente los compromisos que se enunciaron ayer, teniendo en cuenta que la Ciudad de Buenos Aires aporte 25% de la masa coparticipable y retira menos del 6%.

Dejá tu comentario