Las más míticas guitarras del rock

Edición Impresa

«Sometime World: An MCA Travelogue», Wishbone Ash. Uni571026.

Durante toda la década del 70, no hubo una banda inglesa más elementalmente rockera, ajena a las modas y siempre concentrada en su sonido de guitarras simultáneas. Wishbone Ash fue algo asi como la respuesta británica al rock sureño estadounidense de los Allman Brothers, aunque sin tener nada en común con esta banda salvo el énfasis en las guitarras. La gran originalidad del grupo consistía en ser un cuarteto formado por bajo, batería, y, el arma secreta: dos guitarras líderes lanzándose rayos y centellas constante y simultáneamente (algo parecido intentaron Jimmy Page y Jeff Beck en The Yardbirds, pero apenas duraron un par de meses). En cambio, la fórmula de Wishbone Ash fue y sigue siendo única en la historia del rock, al punto de que a partir del duelo de guitarras de Ted Turner y Andy Powel, la banda se convirtió en algo así como la quintaesencia del hard rock setentista (y casi sin caer en extremos pretenciosos de esa era, probablemente por eludir los teclados, sintetizadores, y ese tipo de cosas, ya que con dos violeros líderes, el daño ya estaba totalmente consumado, por decirlo de algún modo). «Sometime World» se concentra en la era de oro del grupo, con formidables remasterizaciones de los mejores temas, de obras maestras como el lp «Argus» de 1972. Aunque, como todo no se puede, la selección descuida las míticas performances en vivo, punto fuerte de la banda desde sus comienzos hasta la actualidad. Dado que hace poco celebraron sus 40 años en un gran concierto londinense, este compilado doble podría servir para prepararse por si Wishbone Ash nos sorprende irumpiendo en algún escenario criollo.

Diego Curubeto

Dejá tu comentario