Laudan contra Bolivia por una expropiación

Edición Impresa

Londres - Bolivia deberá indemnizar a Rurelec con u$s 41 millones después de que una corte internacional fallara a favor de la empresa británica por la expropiación en su subsidiaria Guaracachi en ese país, según informó la compañía en su sitio de internet. La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya encontró "ilegal" la nacionalización del 50% de las acciones de Rurelec en la eléctrica Guaracachi de Bolivia, indicó en un comunicado la compañía del Reino Unido, que desarrolla y posee plantas de generación de energía eléctrica a nivel internacional.

Rurelec forma parte de los cuatro consorcios que pidieron formalmente el pasado 18 de diciembre en tribunales internacionales de arbitraje que Bolivia pague u$s 1.870 millones como indemnización después de que el presidente boliviano, Evo Morales, nacionalizó sus filiales. Las demandas fueron planteadas por la petrolera angloargentina Pan American Energy (PAE), por la española Abertis y por Guaracachi America Inc y Rurelec, de inversores británicos y estadounidenses, cuyas filiales nacionalizó el Gobierno boliviano. Una cuarta demanda corresponde al retiro de concesiones aplicado a la minera chilena Quiborax en 2004 por el entonces jefe de Estado Carlos Mesa (2003-2005).

La demanda de indemnización más alta fue planteada por PAE por una suma de u$s 1.496 millones debido a la nacionalización en 2009 del 50% que poseía en la empresa petrolera Chaco.

En el caso de la demanda de Rurelec, después de que esa Corte diera la razón a la compañía británica, el Gobierno de Bolivia tendrá que pagarle una compensación de u$s 41 millones. En su nota, Rurelec indicó que de esa cantidad, 35,5 millones se pagarán en concepto de compensación total y que 5,5 millones corresponden a dividendos no pagados obtenidos antes de la expropiación concretada el 1 de mayo de 2010.

Se trata del primer laudo arbitral contra Bolivia de una corte internacional. Rurelec también indicó que la cantidad compensatoria es mayor que los 20,5 millones de libras u$s 33,7 millones) que la compañía pagó en 2006 por adquirir su participación en Guaracachi. En la nota, la empresa británica expresó su "confianza en que Bolivia cumpla con sus obligaciones hacia Rurelec y el Reino Unido" bajo el tratado de inversión bilateral y la normativa de arbitraje comercial internacional.

Agencia EFE

Dejá tu comentario