6 de diciembre 2011 - 00:18

Legislaturas: arrancaron juras (oficialismos profundizan su dominio)

Luis Rubeo festeja su designación como presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe, tras la jura de los nuevos legisladores elegidos en julio.
Luis Rubeo festeja su designación como presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe, tras la jura de los nuevos legisladores elegidos en julio.
En paralelo a la grilla de asunciones de gobernadores electos que se iniciará mañana en Santa Cruz, arrancó ya el proceso de juras de los nuevos legisladores en las provincias. Salvo escasas excepciones, el nuevo mapa mostrará parlamentos con igual o mayor dominio por parte de los oficialismos locales.

Pioneros, ya juraron los nuevos legisladores correntinos

(el jueves), los santafesinos (el viernes) y los jujeños (ayer), mientras los flamantes diputados y senadores bonaerenses lo harán mañana, lo mismo que, entre otros, sus pares cordobeses y catamarqueños.

En cambio, otro lote de legisladores podrá sentarse oficialmente en sus escaños recién el próximo sábado, como los misioneros (tras la jura del reelecto Maurice Closs).

Las ceremonias de consagración de los nuevos legisladores tuvieron en algunos distritos la antesala de durísimas pulseadas para definir las nuevas autoridades en el recinto.

En Buenos Aires, por caso, la fuerte presión de la Casa Rosada metió una cuña que amenaza con generar más de un dolor de cabeza al reelecto mandatario justicialista Daniel Scioli: la línea sucesoria quedó hegemonizada por los ultrakirchneristas Gabriel Mariotto (vicegobernador electo) y Sergio Berni (vice a su vez de Mariotto en el Senado), mientras Horacio González seguirá al frente de Diputados, pero secundado por el dirigente de La Cámpora, José Ottavis.

Ello, a pesar de que el oficialismo provincial contará con quórum propio en el Senado y 43 bancas en Diputados (a cuatro del quórum).

En tanto, en Santa Fe -y tal como lo adelantó este diario- el diputado provincial Luis Rubeo fue consagrado el pasado viernes al frente de la Cámara baja provincial con 16 votos contra 15 del radical Darío Boscarol (alineado con el Frente Progresista). Tercera quedó María Eugenia Bielsa (quien dirimió una dura interna justicialista con Rubeo), con 11 voluntades.

En este marco, aunque con matices, mejorarán su posición relativa frente a los parlamentos salientes a la hora de asumir la gestión 2011-2015 el jujeño Eduardo Fellner (respecto de Walter Barrionuevo), el entrerriano Sergio Urribarri y el sanluiseño Claudio Poggi (en relación con Alberto Rodríguez Saá, que se despide), mientras lograron sostener sus mayorías absolutas, entre otros, el santacruceño Daniel Peralta, el sanjuanino José Luis Gioja, el formoseño Gildo Insfrán y el pampeano Oscar Jorge.

Por su parte, el justicialista Carlos Soria -quien le arrebató el poder a la UCR en Río Negro- contará con quórum propio y mayoría absoluta en la Legislatura, lo mismo que los reelectos Jorge Capitanich en Chaco y Jorge Sapag en Neuquén. En tanto, José Manuel de la Sota tendrá quórum propio en Córdoba, al igual de Juan Manuel Urtubey en Salta.

Esa postal se da en línea con la recuperación del control del Congreso nacional por parte de Cristina de Kirchner
-perdido en los comicios legislativos de 2009-, con quórum en Diputados y la persistencia de la mayoría en el Senado.

En cambio, el mendocino Francisco «Paco» Pérez se topará en el recinto con una relación de fuerzas de paridad con el radicalismo similar a la que rige hoy, lo cual a priori parece presagiar al menos algunas complicaciones.

En el caso del primer lote, esa composición parlamentaria hegemonizada con los oficialismos permitirá a los gobernadores encarar el tratamiento de leyes clave durante el primer tramo de gestión sin la presión opositora que sí deberán enfrentar otros flamantes mandatarios electos, como el socialista santafesino Antonio Bonfatti.

Dejá tu comentario