Lieberman pidió a Lula que medie con Teherán y los palestinos

Edición Impresa

 Brasilia - Tras reunirse con el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, manifestó ayer la intención de su país de que Brasil sea el mediador en las negociaciones de paz con Irán respecto de su programa nuclear y con los palestinos por la cuestión limítrofe. De esta manera, el Gobierno brasileño, que ratificó su visión de que debe haber «dos estados para dos naciones», logra posicionarse como un interlocutor central en la agenda internacional.

«Creo que Brasil, más que otros países, podría intentar convencer a los iraníes de que paren su programa nuclear», dijo el canciller israelí luego de entrevistarse con Lula y con su par Celso Amorim. Según Lieberman, Irán está intentando exportar su revolución islámica a otros países, incluso a los palestinos.

«Brasil es un país que tradicionalmente es muy fuerte, con lazos muy próximos con el mundo árabe y también con muy buenas relaciones con Israel. Si fuera el negociador, podría contribuir con el entendimiento entre los dos lados», complementó.

Tanto Amorim como Lula da Silva reafirmaron la posición brasileña, que aboga por una solución del conflicto con los palestinos que incluya «el reconocimiento pleno de un Estado árabe que funcione sin restricciones y que sea económicamente viable, pero también un Estado de Israel que se sienta seguro, que no se sienta amenazado». El Gobierno brasileño aprovechó la visita de Lieberman, que generó polémica en el oficialista PT, para resaltar la importancia que a su entender tiene la liberación del ingreso a la Franja de Gaza, especialmente cuando se trata de objetivos humanitarios. Sobre este tema, Amorim disintió con su par israelí a propósito del número de colonias en Cisjordania. «La visión que él dio es que no han aumentado los asentamientos. Creo que eso es discutible. Creo que los asentamientos crecieron desde que fueron firmados los acuerdos de Oslo y de Washington». La visita a Brasil se enmarca en la gira de 10 días que Lieberman realizará por Latinoamérica. Ésta continuará por la Argentina, donde el canciller israelí se reunirá con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, y con representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Agencias ANSA, AFP y DPA

Dejá tu comentario