Llegará a $3.500 el bono a estatales

Edición Impresa

• EL PISO SERÁ DE $ 2.000.
• EN UNA PRIMERA ETAPA, ALCANZARÁ A UNOS 700 MIL.
La negociación fue entre Andrés Rodríguez, de UPCN, y los ministerios de Modernización y Trabajo. Se dará a conocer en los próximos días.

El bono de fin de año para los trabajadores del Estado nacional llegará hasta $3.500 para los empleados de menor categoría, con la base de 2.000 pesos para los de niveles salariales más altos. La escala -restan detalles de distribución- fue acordada esta semana entre el jefe de Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) y funcionarios de las áreas económicas y se dará a conocer en los próximos días. Ese entendimiento enfrentará dos desafíos: por un lado, el modo en que se instrumentará entre el personal de las administraciones públicas provinciales y municipales; y por otro, el previsible rechazo de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), marginada de la negociación.

El acuerdo, dado a conocer a este diario por sus negociadores, alcanzará de manera inmediata a unos 220 mil agentes de la administración central regidos por el denominado Sistema Nacional del Empleo Público (Sinep), así como a quienes revistan bajo modalidades de estabilidad intermedia (los del denominado "artículo 9"). A continuación se extenderá, con un criterio similar de acuerdo con las escalas, al personal de las fuerzas de seguridad y de defensa hasta totalizar unos 700 mil estatales.

La negociación, que concentraron Andrés Rodríguez y funcionarios de los ministerios de Modernización y Trabajo en consulta permanente con Hacienda, implicará un desembolso del Gobierno de $2.000 millones de pesos para ese universo de beneficiarios inmediatos, que se sumará a los $7.500 millones destinados al bono de mil pesos para jubilados y perceptores de la Asignación Universal por Hijo (AUH), como también a la exención del Impuesto a las Ganancias en el aguinaldo de fin de año para los contribuyentes menores.

En la mesa se resolvió que la categoría A, la más alta de la escala estatal y que cuenta con sueldos por encima de los 46 mil pesos, no recibirá bono alguno, en tanto que el piso de $ 2.000 alcanzará a las categorías B (que ganan de 21 mil a 44 mil pesos) y C (con ingresos de 14.700 a 35.080 pesos), y el monto subirá para los que revistan en las categorías D (de 12.700 a 29 mil pesos de sueldo), E (de 10 mil a 19 mil pesos) y F (que cuenta con un piso de $9.881,08) hasta llegar a un máximo de entre 3.500 y 3.600 pesos, según las últimas puntadas del entendimiento. Entre las categorías C y D se concentra más del 50% del total de los estatales.

La primera incógnita que surgirá a partir de la difusión del acuerdo será su eventual aplicación en las provincias y municipios, en donde se desempeña la mayoría absoluta de los 3,5 millones de estatales de todo el país. Hasta ahora (ver página 19) en siete provincias se confirmó el pago de bonos, en tanto que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, alegó estar imposibilitada de afrontarlo.

En paralelo, la comisión paritaria de ATE nacional fue convocada para el lunes por el área de Modernización. Hugo "Cachorro" Godoy, secretario general del gremio, le dijo a este diario que no fue informado de las características del bono pero adelantó que confirmará un "rechazo a cualquier suma fija que no implique reapertura de paritarias". "Para recomponer el poder adquisitivo perdido un bono debería ser como mínimo de 10 mil pesos. Lo que esté por debajo de eso lo vamos a rechazar", advirtió.

Dejá tu comentario