Lucha antinarco: vuelven demoras en radarización

Edición Impresa

• LAS QUEJAS TAMBIÉN SE DAN POR TARDANZA EN EL DESPLIEGUE DE LOS AVIONES

 Fue su consigna en la campaña electoral; la repitió en el primer discurso tras ser electo presidente e insistió el martes ante el Congreso. "Pido que sea prioridad la elaboración y reforma de leyes para la lucha contra el narcotráfico". Demoras en obras de infraestructura en una provincia clave y en el despliegue de aeronaves le juegan en contra a Mauricio Macri en la cruzada contra el narco.

Bloquear las rutas (aéreas, terrestres y fluviales) de acceso de estupefacientes por la frontera norte del país es el primer paso del problema. Formosa, por su cercanía a los centros productores de marihuana y de cocaína (Paraguay y Bolivia), es esencial en el armado del narco para la distribución de la droga al resto del país y al exterior. El paraguas de control vía radar e interceptación de vuelos ilegales no logra completarse en el distrito de Gildo Insfrán.

Un flamante equipo tridimensional de largo alcance fabricado por el Invap -el quinto de una serie de seis que encargó la Fuerza Aérea- yace en su embalaje. No se ha podido instalar en la localidad de Pirané porque el Gobierno local no inició las obras de acondicionamiento del predio.

El 30 de junio de 2014, la Fuerza Aérea recibió un terreno fiscal de un kilómetro cuadrado en Pirané. Las características geográficas del sitio elegido (terreno elevado) amplían la performance de diseño del radar provisto por el Invap. El Gobierno provincial debía poner en condiciones el lugar, desmontar, proveer energía eléctrica, cercar el perímetro, construir una casa para el personal de guardia y el tendido de fibra óptica para la trasmisión de datos.

Transcurrido más de un año en la gestión de Cristina de Kirchner y a tres meses de ejercicio de la de Macri, ni el Ministerio de Defensa ni la Fuerza Aérea tienen noticias sobre el comienzo de las obras en Pirané. La morosidad toma otro cariz si uno correlaciona que un funcionario público y candidato a concejal por el Frente para la Victoria fue encontrado por la Policía Federal días atrás con 50 kilos de cocaína, tras volcar con una camioneta en Monte Lindo, Formosa.

Las autoridades aeronáuticas responsables del plan de protección aeroespacial derivaron transitoriamente a Mercedes (Corrientes) el equipo que estaba asignado a Pirané.

Esta nueva instalación completaría el esquema de alerta y detección de aeronaves ilegales conformado por radares ubicados en Tartagal (Salta), Ingeniero Juárez (Formosa), Las Lomitas (Formosa), Resistencia (Chaco), Posadas (Misiones) San Pedro (Misiones) y Merlo (Buenos Aires).

Los equipos más potentes y modernos desarrollados por el Invap, denominados Radar Primario Argentino (RPA), se asignaron a las localidades de Ingeniero Juárez, Las Lomitas, San Pedro, Pirané y Merlo, para apaciguar la necesidad estratégica de cubrir espacios limítrofes y brindar protección al núcleo de asiento del poder de la Nación (Casa Rosada, Congreso, Palacio de Justicia, y otros objetivos de interés nacional).

En tiempos de Julio De Vido, era Planificación Federal el organismo que giraba fondos complementarios al interior del país para las obras de infraestructura del plan de radarización. El trámite burocrático, en el caso formoseño, consiste en la firma de un convenio de colaboración específico entre la Fuerza Aérea y el Ministerio de Planificación de Formosa, pero la administración de Insfrán dilata la operatoria sin que se tenga una fecha cierta de inicio de las obras.

La otra pata del paraguas de control y vigilancia del espacio aéreo, el avión interceptor, está renga. Se demora el despliegue de una sección de aeronaves EMB 312 Tucano que aún están al servicio de la instrucción de aspirantes a piloto militar.

El alto mando aéreo quiere enviarlos sólo por tres meses, y el plan de trasladarlos de manera permanente a la base aérea de Resistencia fue concebido cuando el brigadier general Normando Costantino era el titular de la fuerza. Esa base, que posee un radar de origen español Westinghouse AN-TPS43, se construyó en 2007; consta de un edificio de tres pisos con alojamiento para una dotación de 300 personas e instalaciones destinadas a equipos y logística.

Dejá tu comentario