Macri anunció 500 cámaras de seguridad más en Capital

Edición Impresa

Mauricio Macri defendió ayer el funcionamiento de la Policía Metropolitana, al asegurar que «le cambió la vida para siempre» a la Ciudad y anunció la instalación de 500 cámaras de seguridad en las calles porteñas.

El jefe de Gobierno respaldó así la fuerza porteña durante la conferencia que el macrismo organizó ayer para informar sobre el avance del Plan Integral de Seguridad y del Instituto Superior de Seguridad Pública, donde se capacitan los policías metropolitanos.

El auspicio de la fuerza llega en un momento clave de la causa que jaqueó el armado del jefe de Gobierno de la Policía capitalina: la Cámara definiría en estos días si confirma su procesamiento o no como supuesto partícipe de una asociación ilícita dedicada a las escuchas ilegales, Por esta pesquisa, a cargo del juez federal Norberto Oyarbide, fue procesado con prisión preventiva el ex titular de la fuerza porteña Jorge «Fino» Palacios.

También fue desplazado a raíz de este caso quien reemplazó en el cargo al comisario retirado, Osvaldo Chamorro. El ex segundo de Palacios tuvo que dejar la fuerza al descubrirse una lista del programa Nosis, con información patrimonial de legisladores porteños y funcionarios macristas -como el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta- en una de las computadoras de la empresa de seguridad de Palacios, donde también trabajaba Chamorro.

Luego de meses de avatares en torno al funcionamiento de la Policía Metropolitana, el macrismo organizó una conferencia de prensa para informar sobre sus avances. Junto al jefe de Gobierno estuvieron su ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro; el actual titular de la fuerza, Eugenio Burzaco; Rodríguez Larreta; el secretario de Gobierno, Marcos Peña; y el subsecretario de Tránsito y Transporte, Guillermo Dietrich.

Un hecho

«Contra viento y marea hoy es un hecho: existe la Policía Metropolitana y lo más importante es que les cambió la vida para siempre a los vecinos»
, subrayó Macri, en respuesta a las críticas que enfrentó la fuerza de seguridad.

El jefe de Gobierno también resaltó que «la seguridad es un valor central», ya que «sin ella no hay libertad y reina el miedo». Y agregó: «Sin seguridad, no vamos a salir de la pobreza, porque de la pobreza se sale con más respeto y con más convivencia». Macri se zambulló así en el debate sobre la inseguridad, uno de los temas que producen más urticaria en el kirchnerismo y que ya generó varios cruces y polémicas desde que Néstor Kirchner llegó al poder.

Durante la presentación, que tuvo lugar en el ex Club Deportivo Español, el gobernador porteño intentó justificar los diferentes obstáculos y conflictos que atravesó la formación de la Policía Metropolitana, y aseguró que «crear una Policía desde cero no se hacía hace casi un siglo y no es fácil. Más allá de los problemas que hemos tenido, la Policía Metropolitana funciona, se coordina con la Federal y recoge respeto».

También anunció la instalación de 500 cámaras de seguridad y señaló que, para fin de año, su gestión espera colocar un total de mil cámaras de seguridad en lugares estratégicos de los diversos barrios porteños.

Lectores de patentes

El plan de seguridad incluye además la colocación de lectores digitales de patentes en los patrulleros de la Policía Metropolitana. En este punto, Macri destacó que, a pesar de su actividad, la fuerza porteña recién podrá cubrir toda la Ciudad en no menos de «siete años».

El ojo morado de Macri fue una de las vedettes de la presentación, ya que los periodistas parecían más interesados en saber qué le había pasado que en conocer el informe sobre la fuerza porteña.

«Este fin de semana volví al fútbol y hubo uno que me agarró y me dejó machucado, pero nada grave», explicó el jefe de Gobierno y agregó: «Menos mal que no era (Mark) Van Bommel», en relación con el mediocampista holandés conocido por su juego brusco. El episodio se sumó a la saga de anécdotas que viene protagonizando Macri en las últimas semanas, entre ellas, ir a declarar a Comodoro Py en una moto, debido a que un piquete le impedía llegar a tiempo, y romper una obra de arte de ArteBa.

Dejá tu comentario