Macri quiere 2 millones de votos para el PRO en octubre

Edición Impresa

Mauricio Macri retomó ayer la campaña electoral, tras el fin de semana largo, una actividad que el PRO espera reforzar a partir del mes próximo, una vez que sus expertos le traduzcan el resultado de sondeos de opinión que le reflejen la tendencia de los votantes porteños tras las PASO del 11 de agosto pasado. El mandatario ya tiene en marcha una nueva lista de cortes de cinta como la que realizó en campaña por las primarias, que incluye dos estaciones nuevas de subte, anuncios y obras viales de distinto tenor.

El jefe de Gobierno le imprimió nuevamente sus deseos de ser candidato presidencial en 2015 y auspició que a sus candidatos les irá mejor en octubre que en la primarias.

Por cierto, Macri no pretende demasiado del cuarto oscuro próximo, ya que anticipó que el PRO obtuvo alrededor de un millón y medio de votos y que cree que subirá a dos.

Mientras tanto, en el PRO sigue el debate sobre la oportunidad de reforzar la lista de candidatos a la Legislatura porteña, categoría que también se elegirá en octubre en la Ciudad de Buenos Aires, el distrito fuerte del mandatario, junto con senadores y diputados nacionales. Para algunos, como para el propio Horacio Rodríguez Larreta, a quien animan para ese trance, sería una suerte de "muestra de debilidad" llevar allí a algún funcionario claramente identificado con el PRO para evitar el corte de boleta en contra de la lista a diputados nacionales que encabeza Sergio Bergman. Si esa postura gana la discusión, sería la actual diputada Carmen Polledo quien encabece la tira de postulantes a la Legislatura.

Polledo es expresidente de la Cooperadora de Acción Social (COAS) que colabora con los hospitales públicos y su mandato vence a fin de año. Otro dilema para el macrismo es la sucesión en la conducción del bloque porteño que preside Fernando de Andreis y dejará la banca para tomar un cargo en el Ejecutivo, aunque en la práctica la tarea la asume el titular de la Legislatura, Cristian Ritondo quien renovaría el puesto.

Ayer, Macri, ante las radios se mostró conforme con el resultado de las primarias, resaltó la alianza con Sergio Massa y dijo que "la gente está esperando algo nuevo".

"Quizás lleguemos a los dos millones de votos y sin tener una candidatura nacional que traccione. Esto demuestra que hay mucha gente que está esperando algo nuevo, y que está buscando y esperando recibir propuestas diferentes", explicó el jefe porteño.

"Creo que la política argentina necesita una renovación, que hay una generación del 83 que sigue aferrada a conducir el país y hace falta una renovación de valores y de formas", sostuvo, aludiendo a sus aspiraciones para 2015.

Para Macri "la política no puede ser algo teórico, con relatos mágicos que no le cambian la vida a la gente. Cuando le devolviste a la gente una hora diez minutos de su vida diarios como con el Metrobús, que equivale a más de doce días de vacaciones por año, son cosas que realmente demuestran que estás trabajando para la gente".

En cuanto a la suma de adhesiones, Macri dijo que "es un avance importante. Ahora estamos llegando al 1,5 millón de votos y pensamos que quizás lleguemos a 2 millones de votos y sin tener una candidatura nacional que traccione ". Consideró que sus candidatos lograron "un buen resultado" en las primarias y que "vamos a mejorar en octubre".

El PRO retomará alguna actividad de campaña la semana que viene, pero prepara una actividad más intensa a partir del inicio del mes próximo y como previa del cierre de listas de candidatos porteños que tiene plazo hasta el 7 de septiembre.

Dejá tu comentario