Magistratura funciona de nuevo: ayer designó a tres jueces

Edición Impresa

El Consejo de la Magistratura avanzó ayer en la designación de un nuevo camarista del fuero Penal Económico, una de las áreas claves de la Justicia por tener competencia en las investigaciones por contrabando y evasión. Se trata de una vacante en la Sala B de la Cámara Nacional en lo Penal Económico, que surgirá de la terna integrada por Carolina Robiglio, Alejandro Catania y Mario Villar, aprobada ayer por unanimidad por el cuerpo encargado de los sistemas de nombramiento y remoción de funcionarios judiciales.

Los pliegos de los candidatos fueron remitidos al Poder Ejecutivo para su publicación y la apertura del período para la presentación de impugnaciones. De la terna, el Gobierno elegirá uno de los candidatos y lo enviará al Senado para su eventual aprobación. De los postulantes, sonaba con más fuerza el nombre de Catania, un magistrado que tuvo visibilidad por instruir una causa por el vuelo de un jet privado detenido en Barcelona con una tonelada de cocaína, que era guiado por los hermanos Juliá. Hacía por lo menos un año que el Consejo de la Magistratura no se abocaba a la cobertura de cargos vacantes con relevancia nacional.

También ayer el cuerpo aprobó el concurso 287, destinado a cubrir dos vacantes de juez en los juzgados federales de primera instancia en lo Criminal y Correccional números 1 y 3 de Morón, por lo que ahora pasará la terna al Poder Ejecutivo. Para el Juzgado N° 1 se aprobó la terna integrada por Paula Gords, Néstor Pablo Barral y María Luisa Piqué; en tanto que para el N° 3 la terna quedó constituida por Daniel Omar Gutiérrez, Estaban Horacio Murano y Pablo Salas.

Además, se aprobó la terna para el concurso 312, destinado a cubrir el cargo de juez en el Juzgado Federal de Bell Ville, Córdoba, integrada por María Virginia Miguel Carmona, Sergio Aníbal Pinto e Ignacio Martín Rebaudi Basavilbaso, que también deberá evaluar el Poder Ejecutivo.

El plenario de la Magistratura, en tanto, desestimó tres denuncias contra el juez Claudio Bonadio, titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 11. Lo hizo a pesar de la abstención de la consejera Gabriela Vázquez, representante de los jueces en ese órgano del Poder Judicial, y los votos negativos de los senadores del Frente para la Victoria (FpV), Silvina García y Ruperto Godoy.

Una de las denuncias fue presentada por el abogado Gregorio Dalbón por su actuación en la causa Hotesur, en la que se investiga si hubo lavado de dinero en los emprendimientos hoteleros de Cristina de Kirchner y de la que Bonadio fue apartado, por la presunta obstaculización del trabajo de las defensas en la causa. En otra causa, Bonadio fue denunciado por presunto abuso de poder por haber ordenado la detención del exsecretario de Transporte Ricardo Jaime cuando no correspondía por la jurisprudencia de la Cámara Federal. Otra novedad del plenario fue la presentación por parte del juez federal Norberto Oyarbide de los papeles de inicio de su trámite jubilatorio, en momentos en que el cuerpo avanza en un proceso en su contra por presunto mal desempeño de sus funciones. Oyarbide deberá presentarse ante la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo el 5 de abril para formular su descargo.

Dejá tu comentario