Mariotto auguró que no habrá problemas para pagar sueldos

Edición Impresa

El Gobierno bonaerense se mudó, simbólicamente, al segundo piso de un antiguo edificio de La Plata que alguna vez cobijó al Banco Hipotecario. Con Daniel Scioli de licencia, Gabriel Mariotto se quedó a cargo de la gobernación, pero sin pisar el palacio de calle 6.

En funciones, el vice bonaerense se animó ayer a una definición tajante que hasta el gobernador gambeteó: aseguró, temprano, por radio, que los «sueldos y aguinaldos» de los 558 mil empleados bonaerenses «se pagarán como corresponde», en «tiempo y forma».

La galaxia política de Buenos Aires gira hace semanas alrededor de una incógnita: si el fisco tendrá a disposición los 7.700 millones de pesos que necesita para pagar los salarios de junio y el medio aguinaldo.

Ayer, Mariotto deslizó una certeza que vale oro al anticipar que los estatales bonaerenses cobrarán en tiempo y forma. Es decir: que durante el 28 y 29 próximo se abonará a jubilados y pensionados mientras que entre el 2 -empieza con policías- y el 5 -docentes-, a los empleados.

La liquidación que se ejecuta sobre el fin de esta semana contempla, a priori, que en un solo pago se efectivizará sueldo y aguinaldo. Pero para eso es imprescindible que la Casa Rosada ordene presionar el «enter» para transferir una asistencia económica.

Ayer, en su despacho del anexo del Senado, en la esquina de avenida 7 y 50, Mariotto recibió al jefe de Gabinete sciolista, Alberto Pérez; y a la ministra de Economía, Silvina Batakis. La funcionaria le alcanzó una planilla con el detalle de los montos para pagar.

«Cuando mirás los números, te dan escalofríos», se graficó, anoche, desde la cercanía del vice. Mariotto habló, además, con funcionarios nacionales. Fue, en estos tiempos, quien revisó con el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, las cuentas provinciales.

«La provincia jamás ha pasado sobresaltos al respecto y no se puede aventurar ningún sobresalto», avisó el lomense y juramentó que «los sueldos se pagarán como corresponde». En público no dijo lo que presume en privado: que la intriga acechará varios meses más.

Regresos

En La Plata fijan, según el interlocutor, dos fechas límite para que se acredite la transferencia de Nación: en algunos despachos plantean este viernes; en otros se estiran hasta el martes 26.

Son, incluso, más pesimistas que en Casa Rosada: ayer circuló la versión de que a su regreso de Brasil, la Presidente ordenará el envío de los fondos. Cristina de Kirchner tenía previsto regresar mañana al atardecer, pero ayer trascendió que podría hacerlo antes.

El mensaje es claro: en persona, es la Presidente quien debe autorizar la transferencia. Por eso, ningún funcionario se atrevió en estos días a dar por hecho que la asistencia nacional llegará en forma y a tiempo. Sin usar esos términos, Mariotto fue el primero en hacerlo. Ayer.

Scioli se topó, un mes atrás, con esa imprecisión durante una reunión que mantuvo con Lorenzino en su despacho del Palacio de Hacienda. En esos días se discutía si el gobernador firmaba o no un decreto para aplicar el revalúo inmobiliario de los campos de la provincia.

-Yo firmo lo que haya que firmar ¿pero ustedes me garantizan que no voy a tener problemas para pagar los sueldos y el aguinaldo? -tanteó Scioli.

-Daniel, vos sabés que yo no puedo prometerte eso -se excusó el ministro.

El 31 de mayo, Scioli fijó por decreto el revalúo y horas después la Legislatura aprobó la ley que estipuló la alícuota y la base imponible. Fue parte de un pacto en tres actos: el gobernador ponía su firma, el Parlamento ponía su parte y la Nación auxiliaba para evitar un default salarial.

Horas después de las primeras dos etapas de la secuencia, desde el kirchnerismo se puso en duda que la contraparte nacional se concrete. Por entonces se hablaba de 3.300 millones. «Hay que ver cuánto y cuándo le mandan», sembró la sospecha, al rato nomás, un funcionario con base en Casa Rosada.

Mariotto bosquejó ayer una respuesta genérica. Pero hasta anoche no había ingresado un solo peso.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario