Mercado espera rescate español en sólo 72 horas

Edición Impresa

En las últimas 48 horas hubo casi una lluvia de desmentidas sobre el rescate español. A pesar de ello, los inversores europeos aguardan con gran expectativa que el próximo jueves el Gobierno de Mariano Rajoy anuncie un nuevo paquete de medidas junto con el pedido formal de auxilio financiero.

El último disparador fue la tapa del Financial Times del viernes que señalaba que el país ibérico estaba ultimando las negociaciones de nuevas medidas a cambio del rescate. Según el periódico británico, dichas medidas estarían siendo exigidas por los prestamistas internacionales como parte del nuevo programa de rescate y supondrían reformas estructurales, en lugar de subas de impuestos o recortes. Se trataría así de un rescate más blando, en contraposición a los últimos lanzados por la UE.

Hay que tener en cuenta que la solicitud de asistencia financiera por parte de Madrid sería un nuevo escenario para la eurozona, porque los rescates anteriores fueron precedidos por la pérdida del acceso a los mercados debido a la escalada de las rentabilidades de la deuda a niveles insostenibles. Si llegara finalmente el rescate español, esto podría ocurrir cuando las tasas que enfrenta Rajoy son más o menos accesibles, ya que se ubican por debajo de su promedio anual. No obstante, los analistas advierten que la deuda española atraviesa un momento surrealista, ya que su buen comportamiento sólo se sustenta en el apoyo del Banco Central Europeo y en que el mercado descuenta la solicitud de un rescate.

Lo cierto es que desde la Comisión Europea salieron a señalar, sobre las informaciones del Financial Times de que negociaban en secreto un diseño del rescate español, que «estaban cooperando eficazmente» con el país en la elaboración de un plan de reformas que el Gobierno aprobará el 27 de septiembre. Al respecto, la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó que el jueves se publicarán las «próximas acciones» del Gobierno.

«La Comisión está en estrecho contacto y cooperando de forma muy eficaz con el Gobierno español en su trabajo para completar este importante programa de reformas estructurales», aseguró el vocero de Asuntos Económicos, Simon OConnor. Según el funcionario comunitario, no se trata de crear una especie de protoprograma (de rescate como apunta el FT), sino que considera que realizar progresos decisivos adicionales en la agenda de reformas es la mejor manera para que España restablezca la confianza, lo cual interesa tanto al país como a la eurozona.

Pese a que Bruselas ha dicho que sólo trabaja en coordinación con España para un nuevo paquete de medidas, el mercado ya da por hecho que Rajoy pedirá finalmente el apoyo de los fondos de rescate europeos (EFSF/ESM, por sus siglas en inglés). Esa apuesta se reflejó en el cierre, sobre todo de Madrid (subió un 2,6%), del viernes. Las Bolsas siempre se adelantan, y si retrocede el riesgo de un posible desastre, eso ayuda a las acciones. Un plan de rescate para España no resuelve la crisis, pero elimina un importante elemento de riesgo.

El mercado estará pendiente del Consejo de Ministros del viernes, ya que podría aprobar un nuevo paquete de medidas; pero éste podría adelantarse al jueves, cuando el Gobierno publique el borrador del presupuesto para 2013.

Dejá tu comentario