“Mercados emergentes son vulnerables” (FMI)

Edición Impresa

Washington - El FMI recalcó ayer su preocupación sobre las vulnerabilidad financiera de los mercados emergentes y recomendó a las economías avanzadas evitar un "prematura" salida del estímulo monetario. "La salida de capitales, las tasas de interés más altas, y la aguda depreciación de divisas en las economías emergentes se mantienen como una preocupación clave y el continuado ajuste de las condiciones financieras puede reducir la inversión y el crecimiento", señaló el Fondo que preside Christine Lagarde.

Destacó que el reciente episodio de volatilidad en los mercados emergentes, con agudas depreciaciones en las monedas de Turquía, Sudáfrica, la Argentina o Indonesia, se debió a "una confluencia de factores". Especialmente, subrayó, los más afectados fueron aquellos países con "altos niveles de inflación y elevados déficit de cuenta corriente".

"Aunque el sentimiento de los mercados se ha recuperado algo de manera reciente a medida que las economías emergentes clave tomaron acciones para aumentar la confianza y fortalecer su compromiso con los objetivos de política económica, este último episodio de inestabilidad financiera subraya las vulnerabilidades", agregó la nota.

Como recomendaciones, apuntó hacia políticas macroeconómicas creíbles junto a la "flexibilidad en el tipo de cambio", y señaló que allá donde las presiones inflacionarias son todavía altas debe considerarse un mayor ajuste de la política monetaria.

Con respecto a las economías avanzadas, indicó que existe espacio para realizar una mejor coordinación de los planes de retiro de estímulos de los bancos centrales, un pedido hecho por varias autoridades de los mercados emergentes, en momentos en que la Reserva Federal recorta sus compras de activos.

En una nota preparada para próximas reuniones del Grupo de las 20 mayores economías (G-20), un equipo del FMI dijo que el panorama para el crecimiento global era similar al de su última evaluación de enero, al proyectar un crecimiento mundial del 3,75% para este año y de un 4% en 2015. No obstante, existen nuevos riesgos debido a la inflación muy baja en la zona euro y los mercados emergentes necesitan políticas económicas y tasas de cambio flexibles para capear la turbulencia. El próximo sábado y domingo 22 y 23 de febrero se reunirán los ministros de Finanzas del G-20 con gobernadores de bancos centrales en Sídney.

Algunos diseñadores de políticas de los mercados emergentes han responsabilizado a la Fed por las turbulencias en el mercado durante enero y el año pasado, luego de que el banco central de EE.UU. decidiera comenzar a recortar su estímulo. La Fed inició el plan de reducción de compras de bonos, las cuales han sido recortadas a 65.000 millones de dólares mensuales en los últimos dos meses. El FMI señaló que había espacio para una mayor cooperación en política monetaria, como por ejemplo a través de un debate más amplio sobre los planes de salida del banco central, e instó a la Fed a tener cuidado con retirar su estímulo demasiado rápido. "Con los panoramas mejorando, será crucial evitar un retiro prematuro de la política monetaria de estímulo, incluso en Estados Unidos", dijo el fondo. En la zona euro, el Banco Central Europeo debería relajar más la política y el Banco de Japón también tendría que hacer lo mismo si se revierte o estanca el avance hacia la meta de inflación del 2%. El FMI indicó que análisis económicos mostraron que implementar una serie de reformas estructurales, incluidos cambios fiscales y en el mercado laboral y la infraestructura de inversión, sumaría 0,5 puntos porcentuales al crecimiento económico mundial anual en los próximos cinco años.

Agencia EFE

Dejá tu comentario