Militares rusos asisten a Maduro con labores de ciberseguridad

Edición Impresa

El Kremlin defendió el despliegue de cerca de 100 soldados y afirmó que se da en el marco de un acuerdo de cooperación. China volvió a respaldar al chavismo.

Caracas y Moscú - El contingente militar ruso que llegó a Venezuela durante el fin de semana es de fuerzas especiales, que incluye “personal de seguridad cibernética”, reveló un funcionario estadounidense bajo anonimato, en medio de una escalada de tensión entre dos de las mayores potencias mundiales.

El funcionario declaró a la agencia Reuters que Estados Unidos aún se encontraba evaluando el despliegue ruso, al que horas antes había calificado de “escalada temeraria” de la situación en Venezuela.

Por lo pronto, esta versión sugiere que parte de la misión es ayudar a los leales a Nicolás Maduro con vigilancia, así como en la protección de la infraestructura cibernética del Gobierno.

Dos aviones de la fuerza aérea rusa aterrizaron en Caracas el sábado con casi 100 soldados rusos, según informes de medios locales. Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, entre otros países del Grupo de Lima, manifestaron en un comunicado su preocupación por este despliegue.

Frente al repudio, el gobierno de Vladímir Putin defendió ayer la presencia de sus uniformados. “Esta tarea es regulada por el acuerdo de cooperación técnico-militar suscripto en mayo de 2001” por ambos gobiernos, afirmó la vocera de la cancillería, María Zajárova, en un comunicado.

La funcionaria sostuvo que las acciones derivadas de ese pacto no precisan la “aprobación adicional” de la Asamblea Nacional (AN), el parlamento venezolano controlado por la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro.

“Rusia desarrolla la cooperación con Venezuela en estricta consonancia con la Constitución de ese país y en pleno respeto de su legislación”, dijo Zajárova.

En medio de esas tensiones, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Geng Shuang, replicó a los dichos del asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton.

Shuang afirmó que “las naciones latinoamericanas son países soberanos, capaces de decidir por su propia cuenta con qué Estados colaborar” y que “América Latina no pertenece a ningún país y no es el patio trasero de nadie”.

También dijo que la Cancillería china “siempre apoya el desarrollo de las relacionas amistosas con los países” de la región, entre ellos Venezuela.

“La cuestión venezolana puede ser resuelta sólo por el pueblo venezolano, la estabilidad en Venezuela redunda en interés del país, así como de la región”, reiteró.

El asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, había escrito en Twitter que Washington no tolerará “potencias militares extranjeras hostiles” que impiden alcanzar “objetivos de democracia, seguridad y el Estado de derecho, compartidos en el hemisferio occidental”.

Agencias Reuters y ANSA,

y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario