M.J. Semino: supo prever lo que vino

Edición Impresa

  Objeto social: "Molinos harineros, gluten, almidón, etcétera".

A nivel nacional el área sembrada con trigo para la campaña 2015/16 disminuyó cerca de 18% (frente a la 2014/15) y la producción algo más del 12%. Pero para la producción de harinas, tanto o más significativa es la variación en las calidades del grano cosechado, con diferenciales récord de hasta u$s/t 700. Esta dificultad para hallar trigo de buena calidad tal vez sea el mayor inconveniente "fabril" para lo que resta del año, a lo que podemos sumar la liberalización de las exportaciones y el dólar, que dispararon una suba de precios en torno al 60% (fin noviembre/febrero). La vemos así incrementando la producción de harinas 1,4% a un récord de 65.966 toneladas, y mientras disminuye 8,8% las ventas locales, incrementa 8,9% las que van al exterior, lo que hace un total 2,9% menor (este año terminaría con el mayor remanente en al menos un lustro). Pasado a pesos ésto le significó un incremento de 8% en las ventas y 2% en los costos, para quedar con un bruto de $ 67 millones (38% mayor al previo). De mano del 28% de incremento en los gastos, el operativo de 27 millones (55% mayor al anterior) suma, merced al adecuado manejo financiero, $ 20 millones (en 2015 perdía $ 3 millones) para finalizar tras la mordida del fisco con un neto de $ 29.597.697 o 235% mayor que el de 2015.

Dejá tu comentario