Moyano universitario habló de inseguridad

Edición Impresa

Hugo Moyano continuó ayer con su raid por universidades privadas, tocando y profundizando especialmente los temas que en el seno del Gobierno causan irritación. Así como la semana pasada se había referido a la inflación, esta vez le tocó a la inseguridad. El titular del sindicato de camioneros, ante una pregunta de los alumnos, reconoció que «hay inseguridad» y que esto «es un problema» y que «no estamos lejos de otros países de Latinoamérica. Mal de muchos, consuelo de tontos». Fue en la Universidad de El Salvador, ante casi 400 alumnos de ciencia política, filosofía, sociología y derecho que fueron citados para la presentación. Según el gremialista, «hay que hacer un esfuerzo entre todos para erradicar la inseguridad». Igual el camionero, al final, defendió a Cristina de Kirchner y su postulación para un nuevo período presidencial.

Moyano no improvisó al contestar la pregunta sobre la inseguridad. El secretario general de la CGT leyó detenidamente con un colaborador y autoridades de la Universidad las consultas que los estudiantes habían hecho por escrito luego que el camionero dio su charla de casi una hora. El de la inseguridad fue uno de los capítulos que el propio Moyano quiso contestar, luego de la selección básica y primaria de los papeles que le acercaron con las preguntas.

«Moyano sólo rechaza consultas que se refieran a ataques a su persona o acusaciones injustificadas. En cuanto al resto, no le escapa a ninguna pregunta», aclaraba ayer a este diario uno de los colaboradores del sindicalista, presente en el encuentro de ayer y en el de la semana pasada ante estudiantes de la Universidad de Belgrano (UB). En ese evento había dicho que «la inflación es el gran déficit del modelo» y «un problema que nadie puede negar», para luego explayarse sobre su visión de la «inflación de las góndolas de los supermercados», su criterio para definir los aumentos salariales en cada negociación paritaria.

La misma fuente explicaba por qué Moyano está eligiendo este tipo de auditorios, estudiantes de ciencia política de universidades privadas (en teoría, lejanos a su visión del mundo) para dar estas charlas que continuarán en unas semanas. Según la visión del vocero, «a Moyano siempre lo invitaban, pero rechazaba los llamados», pero ahora «eligió a estos estudiantes porque consideró que para él son un desafío para que se lo vaya considerando como un referente político importante». Para la fuente, «Moyano sabe que debería ser un auditorio en principio algo hostil, pero quiere probar que puede convencer a estudiantes de este tipo».

Algo de esto pasó tanto en la UB la semana pasada como en El Salvador ayer, al hablar en el salón San Ignacio de Loyola. Según testigos de los dos eventos, el camionero pudo mantener la atención de todos los estudiantes, la mayoría de clase media y media alta, y sostener un debate con respeto. Incluso al final, en las dos jornadas, se dio el lujo de hacer chistes y de lograr risas de los adolescentes.

Ayer Moyano también tocó otro de los temas complicados para el Gobierno. Sobre el caso Schoklender, otra de las preguntas que llegó por escrito y que el camionero seleccionó, dijo que «es un tema delicado en el que tiene que actuar la Justicia».

Para el final, y para mantenerse cerca de la Casa de Gobierno, habló sobre Cristina de Kirchner. «Es la mejor candidata que tenemos. No hay otro postulante». Completó asegurando que «Cristina tiene una fortaleza importante. No veo en la oposición un hombre o mujer que pueda llevar adelante a un país como el nuestro».

Carlos Burgueño

Dejá tu comentario