Newell’s frenó a River y es el nuevo escolta

Edición Impresa

Newell's frenó a River y lo desplazó del segundo puesto del torneo Final, en un partido muy cerrado que lo definió la capacidad goleadora de Ignacio Scocco.

Ramón Díaz había planificado un sistema especial, para tratar de recuperar la pelota en la mitad de la cancha y salir con velocidad por los dos costados, por eso resignó el enganche y dejó en el banco a David Trezeguet, para poner un equipo más rápido y lastimar por los costados con Luciano Abecasis y Leonel Vangioni y con el "Chino" Luna luchando en el área contra los defensores rosarinos.

El talón de Aquiles de este planteo fue la defensa de tres, porque le dieron espacios a Ignacio Scocco, y eso es suicida. Gerardo Martino, por su parte, impuso su esquema 4-1-4-1, con Víctor Figueroa y Marcos Tonso por los costados y Maximiliano Rodríguez como eje del juego ofensivo, para habilitar a Scocco.

Sin embargo, en el gol, el que dio el pase para Scocco fue el volante defensivo Villalba, aunque el goleador se abrió camino con un bonito sombrero a Adalberto Román y después definió sobre la salida de Barovero.

Ramón Díaz volvió a modificar el esquema con los ingresos de Iturbe y Funes Mori, para atacar con tres delanteros, pero se perdió en centros que agrandaron aún más al gigante Vergini y a Heinze.

Pudo empatar en uno de ellos, pero Luna metió la mano para convertir el gol, y el asistente lo vio, cuando Ceballos había cobrado gol. Hubiera sido injusto.

Dejá tu comentario