No pudo en la altura

Edición Impresa

Lanús jugó un buen partido y hasta pudo haber llegado a la definición desde el punto del penal si Ismael Blanco convertía la situación clara que tuvo a dos minutos del final. Pero bastante hizo en la altura de La Paz y jugando con uno menos desde los 13 minutos del segundo tiempo por la expulsión de Carlos Izquierdoz, que pegó un golpe de puño.

El equipo de los mellizos Barros Schelotto hizo un planteo inteligente, dejándole la pelota a Bolívar y agrupándose en tres cuartos de cancha para salir de contraataque. Así le complicó las cosas al Bolívar, que manejó más la pelota, pero le costó llegar con peligro al arco de Agustín Marchesín.

El jugador más peligroso de los bolivianos fue el uruguayo William Ferreira, que se movió por todo el frente de ataque y buscó confundir a la defensa granate.

Lanús tuvo tres llegadas claras, contra cinco del Bolívar, pero a los 42 minutos del segundo tiempo, Juan Carlos Arce aprovechó un rebote en un poste y abrió el marcador. Después fue el Bolívar el que se retrasó y jugó de contra y Lanús atacó, pero tuvo sólo la que desperdició Blanco. Bolívar logró una clasificación histórica que no pasaba desde hace 28 años.

Dejá tu comentario