Nordeste se suma a rebelión por beneficios fiscales

Edición Impresa

• Pionera, Mendoza va a Justicia contra prórroga de promoción a distritos vecinos

En una suerte de rebelión que lideran -según el caso- gobiernos o industriales, se extiende en el país el malestar y la presión sobre Cristina de Kirchner por su decisión de prorrogar el régimen de promoción industrial que beneficia a La Rioja, San Juan, Catamarca y San Luis, en detrimento de otros distritos.

La reacción es liderada por Mendoza, que reclama la derogación del decreto presidencial en cuestión, el 669. Pero ahora se sumaron empresarios del Nordeste, con la Unión Industrial de Chaco como vocera, que será la encargada de llevar el planteo mañana a la Unión Industrial Argentina.

En el caso mendocino, se puso a la cabeza de la estocada el mandatario justicialista Celso Jaque, que sintoniza con la Casa Rosada.

En las próximas horas -sería entre hoy y mañana-, la Fiscalía de Estado presentará un recurso de amparo ante los Tribunales Federales para frenar la norma de la jefa de Estado.

En sintonía, ayer Jaque mantuvo un encuentro en la Casa de Gobierno con 11 de los 13 legisladores nacionales de la provincia -varios, de la oposición- para cosechar el apoyo político necesario para alentar ante Nación la eliminación del decreto, que prorrogó por 2 años los cupos no vencidos de la promoción industrial en San Luis, San Juan, La Rioja y Catamarca, y amplió por 15 años más las desgravaciones impositivas a nuevos proyectos que se radiquen en la región.

No es todo, ya que además el gobernador cuyano llevará su malestar hoy, en Buenos Aires, al ministro del Interior, Florencio Randazzo, mientras que mañana mantendrá una cumbre para analizar el espinoso tema con ex mandatarios de Mendoza, entre ellos el actual vicepresidente de la Nación, el díscolo radical Julio Cobos.

Durante el fin de semana pasado, Cobos ya mostró su malestar. «Los mendocinos padecimos las consecuencias de esta situación porque Mendoza quedó rodeada por provincias con promoción industrial y esto originó que los sucesivos gobiernos demandaran a la Nación; debemos encontrar equilibrio y equidad», dijo, además de reclamar que la polémica prórroga sea debatida en el Congreso nacional.

La estocada mendocina se completará con la pretensión de concretar el próximo jueves una Asamblea Legislativa, para elevar un reclamo formal a Nación. Para ello, la Cámara de Diputados local ya pidió al vicegobernador Cristian Racconto que convoque a esa asamblea especial.

La reacción de Mendoza, que lleva años e incluye millonarias demandas ante la Justicia, responde a los perjuicios que genera sobre el desarrollo industrial del distrito la permanencia del régimen de promoción industrial -hoy prorrogado- en distritos vecinos, cuyas empresas se ven beneficiadas por exenciones y rebajas impositivas.

En tanto, desde el Nordeste, el presidente de la Unión Industrial del Chaco (Uich), Francisco Lobera, lamentó que la provincia haya quedado otra vez fuera del paquete de beneficios fiscales.

Los industriales locales ya pidieron una reunión con el gobernador justicialista Jorge Capitanich y con los legisladores nacionales de la provincia, mientras que mañana intentarán arrancarle a la Unión Industrial Argentina un pronunciamiento en contra de este escenario, al que tildan de injusto.

Ello, en el marco de los insistentes reclamos en torno a una política fiscal diferencial que le permita al Nordeste superar las asimetrías respecto de otras regiones del país.

«No estamos pidiendo otra cosa que competir en igualdad de condiciones que otras regiones del país, que pagan menos IVA y Ganancias y que podrán importar maquinaria con franquicias», remarcó Lobera, en declaraciones difundidas por Diario Norte.

Según el dirigente, la intención es «revertir esta medida, o que se tome en cuenta a la provincia, que necesita contar con una industria competitiva para poder seguir creciendo y salir del subdesarrollo». «De nada sirve tener la mejor infraestructura si no contamos con la promoción industrial; es de vital importancia para nosotros poder competir con otras provincias y será imposible radicar nuevos capitales», disparó.

Las críticas del empresariado chaqueño se sumaron a las del sector en Mendoza. Según el Consejo Empresario Mendocino, «mientras todos nos preparábamos para festejar el Bicentenario de la Revolución de Mayo, el 20 de mayo se firmó el Decreto 699/2010 que formalmente no sólo prorroga la promoción industrial, sino que permite la radicación de nuevos proyectos industriales en las provincias promocionadas, que podrán gozar del beneficio de diferir el pago de impuestos por 15 años».

Dejá tu comentario