Obama y Macri, hoy a solas para relanzar relaciones bilaterales

Edición Impresa

La foto que espera tener hoy Mauricio Macri junto a Barack Obama hace más de un mes, cuando se concretó la visita, mantiene al Gobierno con la expectativa de iniciar el álbum que contendrá la impronta de la gestión en cuanto a la recuperación de relaciones internacionales, como toda una meta en los proyectos del Presidente.

Todo comenzó a prepararse a partir del 16 de febrero pasado, y una semana después se iniciaron la visitas de los delegados del Gobierno norteamericano a la administración argentina para coordinar la agenda que se desarrollará entre hoy y el mediodía de mañana. Ayer hubo cambios en ese armado, principalmente en las medidas de seguridad (ver nota pag. 2) que debieron reforzarse tras el atentado en Bélgica.

Además de calles valladas, estaciones de subterráneos que no funcionarán durante todo el día, los servicios secretos de EE.UU. y expertos en seguridad hicieron por lo menos tres avanzadas para pulir todos los detalles, que incluirán controles estrictos a los participantes de las actividades donde esté Obama, por ejemplo en la porteña Usina del Arte, donde Horacio Rodríguez Larreta le entregará las simbólicas llaves de la Ciudad de Buenos Aires al visitante. Habrá inclusive una lista del personal que puede ingresar hoy a la tarde a ese pomposo edificio del Gobierno porteño y hasta triples controles para los emprendedores que escucharán a partir de la cuatro, una charla de Obama. Ayer mismo, por la tarde, se terminó de acondicionar y revisar la seguridad del Salón Blanco de la Casa Rosada, al mismo tiempo que los expertos repasaban cómo se extenderá, en tres anillos, la seguridad para el mandatario y su comitiva que, además de su familia -esposa, hijas y suegra- llegará acompañado de una comitiva de más de 500 personas.

La visita, histórica para la gestión de Macri y para la Argentina, se extenderá poco menos de 24 horas en Buenos Aires y 8 en Bariloche con una reunión a solas de Macri con Obama. Esa cita, según se comunicó oficialmente, mantendrá al estadounidense interesado sobre el giro político de la nueva gestión presidencial y piensa "reconocer su contribución a la defensa de los derechos humanos en la región". La canciller Susana Malcorra dijo ayer en ese sentido que Macri no le pedirá a Obama que medie en la cuestión Malvinas, como había hecho en su momento Cristina de Kirchner. Hablarán, dicen, de hacer esfuerzos para aumentar la cooperación bilateral en diversos rubros, teniendo en cuenta que hace prácticamente veinte años que un mandatario de EE.UU. no visita la Argentina.

Los acuerdos se firmarán en el Palacio San Martín, por la mañana en el inicio de la jornada, ya que el arribo a suelo argentino del Air Force One a Ezeiza se esperaba en la madrugada de hoy. Obama irá a la Casa Rosada a media mañana para la entrevista privada con Macri y luego habrá una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco. De allí irá a la Catedral para hacer un homenaje a José de San Martín y luego Obama participará de la charla en la Usina del Arte, para finalmente por la noche cerrar con la cena de gala en el Centro Cultural Kirchner, donde habrá 400 invitados.

Michelle Obama irá por la mañana al Centro Metropolitano de Diseño (CMD) para hablar a jóvenes mujeres sobre educación. Además está previsto que la primera dama argentina, Juliana Awada, le regale a Michelle una manta de vicuña realizada por artesanos.

El final de la estancia de Obama en Buenos Aires será mañana a la mañana. En coincidencia con los 40 años del golpe militar de 1976, junto a Macri, rendirá homenaje a las víctimas de la dictadura en el Parque de la Memoria, en Costanera Norte de la Ciudad, desde las 10.30. Una hora más tarde regresará a Ezeiza para dirigirse a Bariloche, donde está todo previsto para su llegada (ver nota pag. 4).

En toda la organización, la Casa Blanca se reservó específicamente la organización y supervisión de algunas actividades de Obama, entre ellas el momento de una ofrenda floral que tendrá lugar en la Catedral Metropolitana, el Town Hall en la Usina del Arte y las actividades de la Primera Dama. Michelle mantendrá su propia agenda para concurrir al Centro Metropolitado de Diseño y también a un centro de primera infancia.

En la jornada, desde las 8 hasta las 6 de la tarde, la AmCham Argentina -la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina- desarrollará en el predio de La Rural, en Palermo, una celebración por la visita de Obama, que consiste en una conferencia multidisciplinaria y una feria con foco en las oportunidades de desarrollo económico argentino, de la que participarán ministros del Gobierno de Macri como también gobernadores en distintas mesas temáticas. Pero nunca se confirmó que Obama o Macri vayan a estar presentes en el cierre de ese seminario. La visita mantendrá custodiado el centro porteño durante un día completo.

Dejá tu comentario